El Instagram de Teodorin.

El Instagram de Teodorin (de Teddy Ngema), https://www.instagram.com/teddynguema/?hl=es   se está convirtiendo en un complemento imprescindible para hacer un retrato completo del régimen político de su padre en el periodo crepuscular por el que atraviesa.  Las páginas del gobierno y el PDGE presentan la cara que el régimen querría dar de sí mismo (estan llenas de pequeñas y grandes mentiras, sin mezcla de verdad alguna) y el Instagram de Teodorin ofrece un retrato moral del régimen, de su miseria moral.

Los últimos videos subidos por el primogénito están dedicados al cumpleaños de su padre. Habría que entender que Teddy Nguema ha abanonado las francachelas a las que se ha entregado en Las Vegas (con modelos brasileñas) y por alguna de las Antillas (para hacer surf) y se une ahora a una nueva francachela con toda su familia para celebrar una ceremonia de culto al dictador…

La ceremonia del cumpleaños de Obiang es de un lujo desmesurado, inaudito, ajeno al comportamiento de cualquier dirigente político sensato en cualquier parte del mundo.

Es un lujo y un gasto que resuelve algunas de las incognitas del comportamiento inmaduro del primogénito. Teodorin gasta y derrocha porque es lo que le han enseñado sus padres. Son los “valores morales” de la “simpática pareja” de la que hablaba Nse Nfumu y de la que hablan cada poco las páginas oficiales del gobierno.

Durante mucho tiempo hemos querido explicar el comportamiento de los dictadores africanos diciendo que copiaban el comportamiento político y personal que habían visto a los blancos de la colonia. Lo que puede verse en Guinea Ecuatorial hace vieja esta idea. La familia Obiang ya no tiene nada que ver con los modos de hacer de la colonia. Es mucho más antiguo. Se comportan en realidad como señores feudales. Celebran fiestas pantagruelicas, verdaderas orgias de gasto y de derroche (los números circenses gustaban mucho también a aquellos señores de horca y cuchillo) rodeados de un mundo de carencias y de necesidades básicas no satisfechas.

El mundo moderno no es solo un mundo de informática y juegos de luces, es un mundo de ciudadanos, de hombres y mujeres libres y conscientes (no entregados a sus bajas pasiones), sin milagros, sin caridades y con derechos…

Que no piensen el dictador y su cuadrilla que este comportamiento es una anecdota y no tendrá consecuencias. La negativa del FMI, hecha pública ayer, de no dar  crédito alguno al gobierno de Guinea Ecuatorial no es independiente de los habitos demostrados de la familia presidencial de “meter mano” en la caja de la Tesorería sin más limite que su propio capricho.

Dicho “finamente” el comportamiento del dictador y su familia es socialmente muy poco recomendable. ¿Alguien puede creer que la subida imparable de los indices de delincuencia en el país es independiente de los valores que exhibe la familia presidencial? Viendo esta fastuosidad y esta carencia de valores ¿puede extrañar que una parte de las juventud guineoecutoriana sin perspectivas y posibilidades de mejora social opte por la delincuencia?

Hace unas semanas un miembro del régimen con voluntad de jugar en el futuro una baza política intermedia entre el actual “núcleo duro” y la oposición democrática [esa oposición que lleva décadas levantando en Guinea la bandera de la democracia y a la que ayer insultaba Moto junior en un video desde la tranquilidad que le proporcionan miles de quilómetros de distancia], criticaba a esta oposición para justificar que no hubiera salidas (fugas) del PDGE hacia formas opositoras de algún signo  dicendo que “en el PDGE tienen miedo de lo que pueda pasarles una vez desaparecido Obiang, la oposición democrática tiene la responsabilidad de tranquilizarla”. Lo cierto es que no conozco ningún escrito, ninguna declaración de la oposición que presagie situaciones de arbitrariedad en el post-nguemismo. Lo que si digo es que estas exhibiciones de derroche de los dirigentes del régimen,en una sociedad en la que abundan las carencias y las frustraciones de los jóvenes y los adultos en sus perspectivas vitales, son “socialmente muy inconvenientes”. Estos comportamientos si son echar gasolina al fuego…