EL Gobierno de Obiang le da otra vuelta de tuerca al caso de Rebola. Salvador Siboko Pancho debe ser puesto en libertad.Humberto Riochí

En la  mañana de hoy, sobre las 07,00 horas, efectivos del destacamento militar de Rebola se ha personado en casa de Salvador Siboko Pancho, conocido con el sobrenombre de  “Ayó”, para detenerle y conducirle a las mazmorras de Guantánamo. Sobre él pesa la acusación, no probada, de haber sido el autor del video difundido la pasada semana, en el que los esbirros de Obiang, vestidos de paisano, demostraban la animalidad que caracteriza al régimen que sirven contra Yasmina Vas Sopale, perdiendo el embarazo de meses que tenía por los efectos  del brutal ensañamiento al que le sometieron sus agresores.


Señor Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, este no es un “fake news” como acostumbran a excusar las aberraciones que jalonan su terrorífica antología contra los DERECHOS de la generalidad de los guineo ecuatorianos. Aprovechamos para recordarle que, tanto las imágenes  recogidas en aquella grabación, como esta nueva detención, demuestran las contradicciones una Administración, la suya, que organiza seminarios nacionales y la creación de observatorios de vigilancia sobre  Derechos Humanos en toda África, mientras va campeonando en el pisoteo de los mismos. “Consejos doy que para mí no tengo”.
 
Exigimos  la libertad inmediata de Salvador Siboko Pancho. 
El video sobre la agresión de Rebola puede verse aquí, https://www.facebook.com/100006772596238/videos/2163175537251512/