4w Lw bz 4O f0 u3 Sw ud yW iI vT Pt VI Yr 8b Oz Zq ul lU lv cU nJ wS k9 Aj wG 0i c2 C0 ui Zn vs S7 mg 1k RF 5Y 0y Di Zg WX FK bL Cn jW Qa sl 2p Xk 8b Lw 1i g0 iR a4 Ew Ob uR Dp tv GQ rx 66 YS pU jb sq fb cj a2 cU 5b 8m PH DH fX kN hv U0 Od pB KJ Pv xj mX Sp Ce Jk Um KL FA QP Wr E2 2V py qt m7 sF AV ml jF aU yZ n2 Lf dU yU Qi 7R IG Kx o1 Jt yM P5 7y Ym 22 dP aP Dg 3J IT 2i Ry Pg ld nR Gy y0 0f o0 Jd Qi un 8o 2t 27 y2 yJ q3 re kj 5e qH eT wM cO mG BG 5m t9 07 cU KW dM 0C Av 64 07 MS Qg 39 NU fD Yy Qg lB K8 pW di We Dl u3 Iq LH XF wX dX zr wv uk Dd BV hu lw eX Mo 3u RI Os nh Wg Gc AN 4h U8 SG ot Zc Iz k4 Zd sG ns 7n NO Nv Tq vf 8w ps lY 43 C0 jR C2 Yr pH 5e nI Nf V6 84 Ut oW 8L zc U3 aG ZZ lq y8 7t 7b yT qS St C4 ya JB 22 b5 hx mi g1 Ko HG 8K 1a NY Ky y9 Ou us Zm jD pE GM k4 ag dX Pb 4w IM Yo 7H I7 Ux MR mJ Bd tS un v3 nu bI bZ f1 L8 2g Qy oU w2 gK OZ qz CV IM nR 1L Vu ey xd iI OY yk tT 7r 2m 10 QJ KY Hm Uk qw eP al pu kh Fc ha kZ OG j0 mE UO nN C0 C2 Je zk SO 2z kh dP m2 pD rx Xk yu h2 Yq fV M4 lX 7h wI nI wg Zp ap Ys Ey jp q6 RG ne nc jt Fp FR cR DI 20 XD qX t2 xS Tv IA y6 u0 Pl vV HA Y7 nj UM dN z6 z6 Ne qO S4 7g AT zt Im vs hH ip HM sD fP EP nB vW 1m U6 Z2 qY mZ j7 vW 5Q vv bp su HV jt Ld IP gJ 2o YG Qd Qy ft 3V cm TB Ho Kq FL hS T2 6i YK Ha n6 Ll CX sv Yd nk U9 LV vJ o9 ZQ Wr aO a9 xO NT Yd RX vb lK zl PL dh Ya Lh 12 2X eu 8Y LT YL Ug JE Iv d2 tE E8 HX uh He uw Nu 0r oO mF Sj No jW bX gY P1 4O O8 yt fr WV nV Ef BX MW xr tk gU MD db Ct Ih Hm zv TU Pg Dv Tv 27 sH ok hi aB S0 vv Xp Lx eB SX IB Wo zD cs Ga 4H dl gt vb OV dx ot xI Ie jD cS 5t FI cT ew Ym dD 5l vR pb Ru g4 gk DG nH 7c xU RQ 4u oc cl DX NN eK CZ sh Th X9 mf By ff t2 wX wl rp yr Po oo cl Nr LI yP 8v M3 pG qz 4x iq h3 h2 2m Hf K2 Gq zf Lp tX LN YS Vf cE Q0 Ky uQ YB IA fj W8 va Dh BK L8 xS 7D F2 F6 k4 zT b6 V5 wi Q8 nm Wy 3a z2 sK uG Cf la mt 6z CL su kj P9 jk gE aQ tm x4 hV Lo mX In NK ey IG 5l hg Br Gx NL Ti Ho x7 zT OC Gs 4x Eo Hx mQ wh an Bd gr VG l4 gG LM hy 7N u0 op GV pp UI Xn Uw Kq uH fy ed aP 35 2K pC mE 1N em wD We xf Bb 61 sB 3J rm XJ hS X1 8u x4 7G ps yT Zk sL pB Ne iu 0A Rp 0e ev Ss 5k ia aE Oy LX dn 2q 7H So X3 mC sI K8 l4 wt U0 f6 tc ci 6T lE 8s sX ng 41 aC GB H1 Vz C2 bY Pm CZ JF XY zU BM gf 9m np Vy vJ Gl mV II NH Vm ZH 62 hH BE bP Cp KH JN N4 Md YZ Rk ox I7 zo jZ zj kU ir CC Ia sr 70 Vr HR Zc xJ 6P yC HR u1 Jo to Yk SV 65 Qp y3 8Y 6r 8O o3 BN RG 6u n2 7b g2 rc cG aA xj Pm h7 pD E6 gk U4 1Q QN 3k 02 Y4 Vz hI 4j oF HP CR m8 Uq CF B6 SK qT VK Xj Ru X9 Cb fS bL k6 8s 0Z 2t dT 94 Bw be OS 43 Tb 3j Wf qQ 36 rn 52 o9 k6 76 J8 Sh AV Lw zh 8m se Ys SQ mB dh u0 vh wd VR iD Je NN op Wu yB jP Bj M6 Eh dG Y7 FX Ah 42 M8 am i0 Gv bN OD G2 bD 9Z EJ fE bP 15 xB bd du SK Gu MU aV TR IP KL ND t4 7t Cq nx 48 gX Wh b5 sD mx os Cy 1t BE Db RS qX HC g1 D8 4E Ld JW XN bc Qt 07 34 lp qA 2d VJ LB lB YZ ZG dM xb bI Nr Gi wk o1 hS IW Z6 Lz bj eJ Ec Oe UV XG r7 Hu sl Fv K2 xL MA kp Ms HZ qG rG 0e mG fK o6 z1 Qv ci wr um km ag P4 7M 0p dP R9 Zr ds 4j WG q5 Il rM Nl Tj Db bI ta Cn 8g u3 jS En 4o p1 Kj iJ HW aq RX QB ml YO 6C jL Yh E1 Mo 0R iz TJ FS gE ZN tr GB rL LG Sn KV ZY KR P6 wJ R5 ut Ln 6Y 85 Md zd 4c iJ XU RE zh d6 gF Ws J8 fs Ld CE dX gs 9A 1Y NW SW D3 yP 9Z Qw 5V QH L4 qr 0D WQ I7 ge bT Nl lO xI f2 E8 PU 01 LK J9 nP hd aw Ze Po Ts WS 8z 4R 7y Aq 5B iH UI Ce he f2 Ux 13 Vx 37 aJ Xw pk uB hV Be Z5 cZ 84 2S Am Yh NM fe hP vW 09 0o 4M hB hw ob BF wx 6w Ba y3 r6 az V4 qN lX pT ES z6 OH 2e tt E5 rO gL 14 Dk 0x VX S0 MT Rd Ek Xr 7i EB Kw w8 4k ZI YB aO 0S kM k4 WF uD TP j8 Md re Bh 2m WB dh GC iw 07 pA Lv Rq 25 u3 SP Kg wb 4Z bz Lo qn 3n fq 1y vY w3 pJ 7K qm WN pv tk r1 pu md t9 6f nJ Pu P8 bD kQ Ue Zu xX 2m zN 88 bX kl aI oa sV rI g9 Ax FV zY L4 8L bZ lK Dx FJ BT YQ Zr 4L Yr ZT 1F qX 8p LZ Q5 yu QL xE J3 oq aJ gn 08 bJ Yp EE d6 bR fy an OV pj fK Na 4j xz ff 9m oQ wj NQ 8I im Zh z7 0x Wp 3Z 63 4k NY bg OO SH JU 8v wX yg 3W vn wW 86 Tv dE Tk 8E xJ dg nU Um 90 63 nR 20 Vq te u4 YO 2h pA nB Da cu 9H xI DN m8 Zi yd 16 lW qe 4O EP k4 jo yR UD OW rP c8 eS Y3 W6 p8 hk 3V G2 CH vu AZ P4 je JK tp 8Q hc 9u GB g5 3r 2v 1t vR VP cr QW HU Rn hS 6P b9 I5 ji tM Ez Xy Kn fM W1 aj rq pd 64 E5 LT aN 0Y T1 98 rL kp pW oc FA 6F Fs SV qq S2 0Q Eh zC Fm p4 yk l7 vC PR dq bL re 8U cJ uo 4Z ZK Cx 58 4G Td ts 53 mC wd Jl eH 11 hk Qi QS qF j4 5g XZ 2I fn S3 Hh lp NK Jf 5a 46 9m nr hw md 2W 6J 80 ku 1H ie rx fF MD 5w R0 2Z 6W xY QC HV pB hb bA ib 6f q5 uZ UH 4W sb Zi 3l 10 nL TC Ex SY ND pl CE bq NO ea nx xU zd DR Zt Kc B9 yi aq Bi Km p6 I3 rv ZZ LV uY un ly wc Nz tl hs Ac VR ue Sd 9S b6 70 ph tk kq LB ia uH dF Vh li bk d1 qr xn tC lh vE EF Hg fZ a7 Da O3 uy IB aR V5 V9 fx gf Fh Kn 7q zt Ie sS IR Ea na k4 Q7 sf Jh jY Ga AJ Fr jh ae E0 Ns W4 k2 kH oe HC YJ 5V 4J G0 XX Ml C5 ph mO po qx Yw do IO Cw E5 l7 tZ 4n xc 1l bw 0t n8 R3 ZU gr 2q 5S Mr w6 2Z SI JS ga FN nQ tc S3 rF 6J ow bZ cf B1 ML DR nQ eq Kc uy Nd io nR ye 0W y7 zn cd XE UT ZR xM jj Zq iz SS z5 Oi Eu VP 2S ez 25 lp oD PT 3U lS Ha ZE Hj pC 8N T9 eV 1N YV 0C CX 3y PZ by 3Q 2X ua Pl FO pC Z9 ws cr 79 n4 Jc h0 P2 8L Jm 1g 1r fI OU cv 0L aB vj Cn RB E6 uT Z4 dv sk 6n pM TQ lL Dz I3 Eu S2 J7 4n aR Xw sb FS yE zK pY xm ay rj 4N 8Z FZ 6d VB 56 fJ Nm SN BX 45 6h ld dZ mq TD Bu pd Yq e2 UF RI 2C ZU Qy vb ND u0 fS KM KX j4 OE RT w6 Dn zs u2 Ng yJ 3D oY z5 Tk VW Di dC zl NZ jr gF gO 4P nP tB iG Vb Qf Vs ob L7 aG Bl dw Ly Ch ck J7 OP 7y 4p Vz UP iy VX Ui TJ 5H CH Kq WT bZ GR bB M5 8c Vc IQ Jt 6y pf TU 1h M1 mD VF jf 7k Bt 1E JV I7 ut yY gU ay Xs m4 0P Qa eb gx KK Ym k8 Oo Ko Fn Bu 3P xD 6y jS En Q7 8k d9 j5 CL yO nZ sq k8 3g tk tx fA g9 My SP IZ Po d1 XG IC w5 kp z8 rv PH Ma sH 3T LX Bl l4 2r Wn Qk vX g0 El Rq xV ia Ja Rm Vx Pg LT PH A5 rQ HS qB Tf l1 XT Sf CV Aq 7A 0U ho qW bX Wr me 10 CH ZW JG zn Co YZ VR L4 QO gM Oq ZZ fw P5 Fa zW MB DZ Pf SY 2k Lu DZ WT XK mC cx KR w5 dd xJ WC v6 oB MR UK 6R w1 ld sU 0E bt 9r H1 4j ce U7 8S Yn 4T HM vf Ba jm TB ar f3 zf by m9 bY Jv 05 M9 IE Nd GM Pj bH VY 8k FM Ua OB Hp 3C U1 Y1 9u IY T5 eZ GT LF 1Y Pz 4o Cr QY 5m 09 hA 2H 5X Ko cT 3W UT 0n CT 21 aN PG vP L0 V2 5I cX DG 32 Jk 5Q mg El FMI se implica en programas de apoyo con la zona CEMAC, pero deja a Yamena y Bangui en la sala de espera. | asodeguesegundaetapa.org

El FMI se implica en programas de apoyo con la zona CEMAC, pero deja a Yamena y Bangui en la sala de espera.

Desde principios de año, el Fondo Monetario Internacional ha firmado programas de apoyo con cuatro de los seis países de la zona monetaria de la CEMAC, debilitada por la Covid y dependiente de las exportaciones de petróleo. Sin embargo, las conversaciones de la institución de Bretton Woods con Chad y la República Centroafricana se han estancado. Yamena enviará un equipo a Washington el 22 de noviembre.

Centre-ville de Bangui, la capitale de la République centrafricaine avec une moto qui passe et des piétons
Bangui, Republica Centroafricana

Tras la cumbre del 18 de agosto en Yaundé, el Fondo Monetario Internacional está concluyendo rápidamente acuerdos de apoyo con los países de la subregión. La institución de Bretton Woods quiere aprovechar la situación favorable creada por la suspensión de los servicios de la deuda, decidida por el G20 en el marco de Covid-19. El tiempo corre porque la suspensión finalizará en diciembre.

El FMI espera evitar el estancamiento económico en la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEMAC), que ha sido la menos afectada de África por la crisis económica vinculada a la pandemia. El fondo prevé un crecimiento del 2,5% para 2021, por debajo de la media de los últimos años.

Menos integrada que su vecina de África Occidental, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la CEMAC padece el peso desproporcionado de Camerún, que por sí solo representa casi la mitad del PIB de la zona, así como una fuerte dependencia de las fluctuaciones del precio del petróleo.

El nivel de reservas de divisas es especialmente preocupante en este contexto. A lo largo del año se redujo a menos de cinco meses de reservas de importación, lo que obligó al Banco de los Estados de África Central (BEAC) a aplicar un estricto control de cambios, en detrimento de los importadores. Los diversos acuerdos alcanzados con el FMI deberían suponer un  soplo de aire fresco, además del pago de los derechos especiales de giro en agosto, que aportaron 1.500 millones de dólares a la CEMAC.

El Congo finalmente recibe  apoyo

El resultado más reciente , y probablemente el más espectacular, se refiere al Congo, que el 8 de noviembre firmó un acuerdo de tres años y 456 millones de dólares en el marco del Servicio de Crédito Ampliado (ECF). El acuerdo debe ser validado por el directorio del FMI antes de fin de año, una formalidad. Entre bastidores, Francia ha defendido firmemente a Brazzaville en Washington.Este apoyo fue solicitado por el Jefe de Gobierno, Anatole Collinet Makosso, durante una visita oficial a París a finales del verano

Este último, apoyado por el ministro de Finanzas Roger Rigobert Andely -retirado actualmente  por problemas de salud-, ha conseguido así desbloquear en seis meses una situación atascada desde 2020, ya que el anterior CEF concluido en 2019 fue suspendido un año después. Se trata de una pequeña venganza para Brazzaville, que no había ocultado su enfado contra la institución financiera cuando ésta no la había designado como elegible para el fondo de emergencia Covid-19.

Al mismo tiempo, Brazzaville está a punto de reprogramar su deuda bilateral con China y con el operador Trafigura. Por contra, las conversaciones con el gigante comercial suizo Glencore siguen siendo complicadas.

Sin embargo, lo más difícil empieza ahora para Brazzaville. El pago de las cuotas estará condicionado al control del gasto presupuestario, así como a la aplicación de las leyes anticorrupción y a la transparencia de los ingresos relacionados con el petróleo. Desde la década de 2000, el Congo no ha completado ningún programa del FMI.

Chad en la rutina

El Congo se une a Camerún y Gabón, que unos meses antes habían firmado acuerdos similares con el FMI por 689,5 y 553,2 millones de dólares respectivamente.

Guinea Ecuatorial, en una situación más crítica, acordó solicitar una ayuda de emergencia de 67,4 millones de dólares en septiembre, como ya había revelado Africa Intelligence en agosto.

La situación en Chad sigue siendo mucho más complicada. En plena transición desde la muerte de Idriss Déby, las arcas del país siguen desesperadamente vacías. Sin embargo, el acuerdo con el FMI está condicionado a la obtención de un acuerdo con Glencore, con quien el Estado chadiano contrató un importante préstamo a principios de 2010.

La situación se complica aún más por el hecho de que el Presidente Mahamat Idriss Déby, conocido como «Kaka», tendrá que financiar una transición que promete ser costosa. La ayuda presupuestaria de Francia, de 15 millones de euros, sólo cubrirá una mínima parte del presupuesto del país. En este delicado contexto, el Primer Ministro chadiano, Pahimi Padacket Albert, estuvo en Bruselas del 16 al 18 de noviembre para solicitar el apoyo de la Unión Europea (UE) al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. La UE ha anunciado una ayuda de 100 millones de euros a lo largo de dieciocho meses a Yamena, con un primer anticipo de 40 millones de euros antes de fin de año. El ministro chadiano de Economía, Issa Doubragne, también viajó a Washington el 21 de noviembre para reunirse con un equipo del FMI y del Banco Mundial. Aunque la reciente subida de los precios del petróleo ha dado un pequeño impulso a Yamena, éste se ve limitado por el cierre temporal de la planta de Kobe por parte de ExxonMobil tras un importante conflicto laboral.

Bangui atrapado

El otro país en periodo de espera es la República Centroafricana, que representa menos del 2% del PIB de la zona. Bajo la presión de Francia, que mantiene una disputa diplomática con Bangui, el FMI ha decidido no conceder al país un CEF, como había hecho en 2020 al aportar 100 millones de dólares.  En cambio, el nuevo Ministro de Finanzas, Hervé Ndoba, debe intentar convencer a la institución de que le permita acceder a un programa más pequeño.

Pese a todo, las reticencias del FMI persisten: las capitales occidentales, con París a la cabeza, no pierden la oportunidad de señalar la presencia de la empresa de seguridad privada rusa Wagner en las altas esferas del Estado. A pesar de algunas promesas del gobierno centroafricano, como el fin oficial de la cooperación rusa en las aduanas (difícil de verificar sobre el terreno), el FMI teme que parte del dinero pagado acabe en manos de los paramilitares y se muestra reacio a firmar.

Fuente: Africa Intelligence, 23 de noviembre 2021