El ex Presidente del Tribunal Supremo guineoecuatoriano teme ser «eliminado» por el régimen de Obiang. Agencia EFE

Nairobi, 13 feb (EFE).- El expresidente de la Corte Suprema de Justicia de Guinea Ecuatorial Juan Carlos Ondo Angue aseguró hoy a Efe que teme ser «eliminado» por el régimen del presidente Teodoro Obiang, después de que militares cercaran en la noche del pasado martes su casa en Malabo con el objetivo de detenerle.

En declaraciones telefónicas a Efe desde Guinea Ecuatorial, Ondo Angue dijo sentirse «preocupado» por el «acoso» que sufrió hace dos días en su domicilio, donde «más de quince» soldados usaron «vehículos con ametralladoras» para bloquear su vivienda.

Al presentarse ese grupo «de militares, quedé más bien asustado. Tampoco llevaban ningún requerimiento oficial», subrayó el expresidente del Tribunal Supremo, hijo de la exembajadora ecuatoguineana en España Purificación Angue Ondo.

«La situación -continuó- parecía la típica en la que se presenta un grupo de esos para secuestrar a personas para posteriormente torturarlas. Es bastante frecuente en Guinea Ecuatorial».

Por eso, el magistrado alertó al embajador de España, Guillermo López Mac-Lellan, que acudió «inmediatamente» en su domicilio, donde se personaron también los embajadores de Francia, Olivier Brochenin, y Estados Unidos, Susan Stevenson.

Finalmente, los militares se retiraron no sin antes exigir a Ondo Mangue que se presentase el miércoles ante la Gendarmería, petición que desoyó porque «la convocatoria no se cursó en tiempo y forma».

Desde entonces, «me acogen unos amigos porque no puedo estar en mi casa», precisó el expresidente, al subrayar que no se le ha «notificado un acto formal de acusación».

Este miércoles, el ministro ecuatoguineano de Asuntos Exteriores, Simeón Oyono Esono, acompañado del fiscal general de la República, Anatolio Nzang Nguema, y el titular de Seguridad nacional Nicolás Obama Nchama, «convocó al cuerpo diplomático para trasladar su malestar por lo ocurrido», revelaron a Efe fuentes diplomáticas.

«Durante la intervención, el ministro de Exteriores dejó caer algún tipo de implicación con la intentona golpista de 2017. Se le quiere interrogar (a Ondo Mangue) en el marco de las investigaciones en curso sobre la conspiración», agregaron dichas fuentes.

El Gobierno sostiene que un grupo de mercenarios de Chad, Sudán y la República Centroafricana intentó perpetrar en diciembre de 2017 un golpe de Estado con el supuesto objetivo de derrocar a Obiang.

En un juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Bata, tildado de «farsa» por la oenegé pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), 112 personas fueron declaradas culpables el pasado 31 de mayo y una veintena de ellas fueron condenadas a penas de más de 70 años de cárcel por su presunta participación en la intentona.

Sólo tras la citada reunión del cuerpo diplomático, Ondo Mangue supo que le investigan «por una posible relación con unos jueces que están implicados en una trama de tentativa de golpe de Estado».

«Cosa -aseveró- que es un poco absurda porque cuando se inicia la actuación sumarial (sobre la intentona) en diciembre de 2017, yo mismo era todavía el presidente de la Corte Suprema».

A resultas de las diligencias del sumario, prosiguió, «nunca se me mencionó, nunca apareció ni el más mínimo indicio de que yo pudiese guardar ninguna relación» con esos jueces, con los que mantuvo una relación «estrictamente oficial» sin conocer «qué actividades políticas hubiesen podido llevar de manera clandestina».

«Lo que yo deduzco es que la intención es claramente de eliminarme usando el pretexto de la intentona», aseguró Ondo Mangue.

Las autoridades tampoco le permiten salir del país «desde hace un mes», cuando se disponía a viajar a España y la Policía de fronteras le espetó que «no estaba autorizado a viajar hasta nueva orden».

Preguntado sobre quién cree que está detrás del intento de su detención, respondió que un «teniente coronel», que le telefoneó este martes, indicó que «recibía órdenes del ministro de Seguridad».

«¿Quién le habría dado la orden a su vez? ¿El presidente de la República? ¿El vicepresidente? Eso yo no lo sé», admitió, al hacer hincapié en que continúa siendo «una persona aforada» y hará valer sus derechos para defenderse «ante ese acoso».

Ondo Angue fue destituido como presidente de la Corte Suprema en agosto de 2018 según un decreto presidencial que no precisó los motivos del cese, si bien el presidente Obiang había denunciado a comienzos de ese año la corrupción en el sistema judicial del pequeño país centroafricano situado en el golfo de Guinea.

Desde su independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial está considerada por organizaciones pro derechos humanos uno de los países más represivos del mundo por las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes y las denuncias de fraudes electorales.

Teodoro Obiang dirige el país con mano de hierro desde 1979, cuando derrocó a su tío Francisco Macías mediante un golpe de Estado, y es actualmente el presidente que más tiempo lleva en el poder en el mundo. EFE

https://www.lavanguardia.com/vida/20200213/473530618436/exjefe-del-supremo-ecuatoguineano-teme-ser-eliminado-por-regimen-de-obiang.html