El ex presidente del Tribunal Supremo de Guinea Ecuatorial pide ayuda internacional. VOA

Un ex presidente del Tribunal Supremo de la nación centroafricana Guinea Ecuatorial se ha escondido y está pidiendo ayuda a los Estados Unidos y a las Naciones Unidas mientras las fuerzas de seguridad lo buscan por orden del veterano gobernante del país, Teodoro Nguema Obiang.

Desde un lugar no revelado donde se esconde, el ex presidente del Tribunal Supremo Juan Carlos Ondo Angue ha hablado con James Butty de la VOA, diciendo que su vida corre peligro si es arrestado. El gobierno de Obiang le ha acusado de participar en un supuesto intento de golpe de estado en 2017.

Angue dice que está siendo perseguido por luchar por la independencia judicial y la separación de poderes.

Angue ha dicho a VOA que las fuerzas de seguridad, actuando bajo las órdenes del presidente Obiang, fueron a su casa la semana pasada para arrestarlo sin una orden judicial. Angue afirma que fue advertido con anticipación y pudo huir, escapando de la detención.

Ha añadido que su calvario se deriva de un discurso que pronunció en 2018 en el funeral de un juez que Angue dijo que había sido torturado hasta la muerte por negarse a participar en un plan de corrupción de funcionarios del gobierno. Angue ha dicho que las autoridades trataron de que cambiara su declaración, pero se negó y fue destituido de su cargo de presidente del tribunal.

La agencia de noticias francesa AFP informa que el gobierno de Guinea Ecuatorial está acusando a Francia, España y Estados Unidos de obstruir la justicia, diciendo que sus embajadores impidieron que los gendarmes arrestaran a Angue cuando la policía llegó a su casa la semana pasada.

La AFP cita al Ministerio de Asuntos Exteriores español diciendo que Angue había invitado a los tres enviados a su casa. Francia y España han negado las acusaciones del gobierno.

En su petición de ayuda del lunes, Angue dijo a la VOA que no tiene ninguna posibilidad de tener un juicio justo en Guinea Ecuatorial, donde dijo que es común que cualquiera que esté en desacuerdo con Obiang, quien ha estado en el poder desde 1979, sea perseguido y asesinado.

Los grupos internacionales de derechos humanos califican a este país rico en petróleo como uno de los más represivos de África. Amnistía Internacional afirma que los defensores de los derechos humanos se enfrentan a un continuo acoso, intimidación y detención arbitraria.

https://www.voanews.com/africa/former-equatorial-guinea-chief-justice-pleads-international-help