El abogado Ponciano Mbomio encargado de la defensa de los cuatro opositores secuestrados en Sudan del Sur. Agencia Lusa

Lisboa, 29 nov 2019 (Lusa) – El abogado ecuatoguineano Ponciano Mbomio Nvó ha denunciado hoy la detención de cuatro opositores al régimen del presidente Teodoro Obiang, que fueron “secuestrados” en el sur de Sudán y encarcelados en Guinea Ecuatorial.

“Tenemos información clara de que fueron secuestrados en Juba, la capital de Sudán del Sur. Hay cuatro miembros de la oposición y dos son ex militares del ejército español, guineanos, pero de nacionalidad española”, dijo.

Según el abogado, que hablaba por teléfono con la agencia Lusa desde Guinea Ecuatorial, los cuatro hombres salieron de Madrid (España), pasaron por Frankfurt (Alemania) y Addis Abeba (Etiopía) hasta que fueron arrestados en Juba, la capital de Sudán del Sur.

Explicó que tres de los hombres habían sido condenados in absentia en el juicio en relación con un supuesto intento de golpe de Estado en diciembre de 2017.

A finales de 2017, unos 30 hombres del Chad, el Camerún y la República Centroafricana fueron detenidos y acusados de ser mercenarios que entraron en Guinea Ecuatorial armados para dar un golpe de Estado.

Después de los primeros arrestos, el gobierno arrestó y acusó a 130 personas en total, incluyendo extranjeros y ecuatorianos, con la sospecha de haber participado en el supuesto intento de golpe.

En mayo, 112 fueron condenados a penas de entre tres y 96 años de prisión en un juicio que las organizaciones de derechos humanos calificaron de “grave error de justicia”, denunciando varias violaciones del proceso y confesiones obtenidas bajo tortura.

Ponciano Mbomio Nó, quien durante el juicio representó a 10 de los acusados, dijo que ya había sido contactado por los familiares de los cuatro hombres para hacer su representación, pero admitió que en este momento, la información sobre las condiciones de detención y los cargos en su contra sigue siendo escasa.

El abogado y activista también dijo a Lusa que en los últimos días ha habido un aumento en la presencia de personal militar en algunas zonas del país.

“La ciudad de Bata[la capital económica del país] y algunas partes del interior del país están minadas de soldados armados hasta los dientes”, dijo, agregando, sin embargo, que no se advirtió a la población sobre el fortalecimiento de la seguridad.

Según un documento, difundido durante el fin de semana a través de canales de la oposición, Guinea Ecuatorial ha puesto a las fuerzas armadas y de seguridad en “alerta máxima” en todo el país “para salvaguardar los valores supremos de la patria”.

El documento, publicado en la página web de la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE), con sede en Madrid, y citado por agencias de noticias internacionales, se atribuye al ministro de Defensa, Leandro Bakale Nkogo, y está fechado el 21 de noviembre.

No se ha dado ni se ha hecho ninguna comunicación pública sobre el estado de alerta por parte del Gobierno del Presidente Teodoro Obiang, de 77 años de edad, 40 de los cuales están a la cabeza de este país productor de petróleo en África Central y, desde 2014, son miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP).

En la práctica, el estado de alerta significa que todo el personal militar está movilizado y en los cuarteles en espera.

Se ha encomendado a las fuerzas navales la tarea de intensificar las patrullas marítimas para garantizar la seguridad de las plataformas petrolíferas, así como el control y la vigilancia de las aguas territoriales.

La policía también tiene órdenes de intensificar las patrullas, y la aduana vigilará más de cerca a los que llegan del exterior.

Aparte del secuestro por piratas de siete marineros frente a las costas el miércoles 20 de noviembre, no se conocieron incidentes de seguridad que pudieran explicar la entrada en vigor de este estado de alerta, según los organismos internacionales.

“Normalmente, cuando se declara un estado de alerta o de emergencia, la población debe ser informada porque supone una restricción de la libertad de las personas. Hasta ahora no se ha dado esta información y no sabemos por qué”, dijo Ponciano.

CFF // PJA

Lusa/Fim

http://portocanal.sapo.pt/noticia/202834