Después de una larga batalla, Total está cansada y finalmente se rinde.

En las negociaciones que han durado casi un año para adquirir el bloque EG-18 offshore, Total finalmente ha decidido abandonar la partida, una decisión tomada y luego transmitida por correo en un documento enviado en noviembre al Presidente Teodoro Obiang Nguema después de su visita los días 12 y 13 a París durante el Foro de Paz. Africa Oil ha conseguido este permiso.

Sin embargo, la petrolera francesa no había escatimado esfuerzos enviando a numerosos ejecutivos, como su ex director africano Guy Maurice, a la cumbre CAP VI en Malabo en abril para reunirse con el presidente y su hijo, el ministro de petróleo ecuatoriano Gabriel Obiang Lima.

Aunque el Ministro de Petróleo era más bien favorable a la llegada de Total para diversificar a los socios -hasta ahora casi todos ellos norteamericanos-, la política local ha decidido finalmente la cuestión.

El vicepresidente de defensa del país, Teodorin Obiang Nguema, aún no ha digerido su sentencia de tres años de prisión en Francia en 2017 en el caso de los “Biens Mal Acquis”. El casi designado sucesor de su padre como presidente ha hecho todo lo posible para poner la zancadilla a la petrolera francesa, así como a Trident Energy, dirigida por el francés Jean-Michel Jacoulot, ex-Perenco. Esta última quería comprar los activos de ExxonMobil en Zafiro.

Fuente: Africa Energy Intelligence, 03/12/2019