Después de darse a conocer la reunión de Toledo. Andres Esono Ondo y Celestino Okenve

La publicación reciente de dos artículos sobre la reunión celebrada en Toledo por representantes de partidos de la oposiión guineoecuatoriana en Diario Rombe y en la página de CPDS ha dado lugar (y seguirá dando) a numerosas discusiones dentro y fuera de los partidos guineanos.

Por la importancia de los temas que tratan y, tambien, por la significación de quienes polemizan, nos parece importante reproducir la discusión que han protagonizado en Facebook Andres Esono y Celestino Okenve.

Han participado otras personas pero nos parece que la discusión entre ellos dos presenta unas características que permiten leerla con interés y por separado.

En todo caso, las demás intervenciones estan en Facebook.

Andres Esono: «He seguido la campaña que se ha desatado contra mi partido y contra mi persona. La «audista» conocida como “La Voz”, además de insultarme, me acusa de alta traición y de vender a Guinea Ecuatorial porque, según ella, he firmado con los partidos que apoyan al régimen un manifiesto contra el diálogo con mediación internacional. En otro audio anterior, esa señora, además de atacarme personalmente, asegura que viajo a España solo para recibir la financiación que me da el PSOE. La alta traición es un delito grave penado en todos los países del mundo, y la financiación ilegal de los partidos también está perseguida por ley, tanto en Guinea Ecuatorial como en España, con lo cual La Voz acusa a CPDS y al PSOE al mismo tiempo.

Por eso pido a La Voz, una mujer bien identificada, que presente las pruebas documentadas que sustentan sus acusaciones. Hacer política no es insultar gratuitamente a la gente, ni lanzar acusaciones falsas contra otros, como ocurre en Guinea Ecuatorial, actitud que se debe condenar. La Voz vive en España, y yo viajo regularmente a España, país donde no existe impunidad y las acusaciones se hacen con pruebas».

Nvo Zang Okenve Andres Esono Ondo, estando yo todavía en Guinea, denunciaste por escrito la mala actuación de las Barrenderas en Paris y, a continuación, me acusaste, entre otros, de estar detrás de estas mujeres, azuzandolas para que os atacaran, lo cual era absolutamente falso. Yo no dije nada. En otra ocasión, me acusaste de distribuir a los que no debía, un correo donde acordábamos no permitir más la presencia conflictiva de Gabriel Nze en las reuniones del Manifiesto de Madrid, acusación igualmente infundada y sin base, siendo yo el que os ayudó a conseguir que los grupos en España os apoyaran la iniciativa, cosa que jamás me has agradecido. El que hacía las fugas de correos era vuestro representante en España, Santiago Aparicio, que ya trabajaba para la dictadura y que tras su integración definitiva en el PDGE, os ha acusado de hechos graves y que hablan de financiaciones. De esa acusación infundada tampoco te has retractado, sabiendo que era falsa. Tienes la costumbre de transformar tus sospechas sin mucha base lógica, en acusaciones firmes que, para colmo, son escritas. Y ahora te quejas de las acusaciones de las barrenderas, que si bien no se ajustan a la verdad totalmente, no dejan de tener un fondo de verdad, por cuanto que habeis llevado a cabo unos encuentros sin poner en entredicho la legitimidad de los que ahí estabais de cara a buscar la democratización de Guinea. Tu hablas de una «faccion UP» que sabes perfectamente no existe, estuvisteis invitados en el congreso de UP donde salí elegido presidente de UP y era continuación de la linea original de Daniel Dario, la que se sentaba contigo en las reuniones de la FOD en Malabo, supongo que te acordarás. Si de verdad te preocupan los principios y valores, deberías rechazar sentarte a negociar con un tipejo que, sin sujeción a la ley, a los estatutos y a la logica, se autodeclara presidente de una UP a la que ya atribuyes el calificativo de facción, con mala fe. Si te preocupan los principios, deberias haberte negado a sentarte con unos tipos que han tenido encarcelado a Paysa en dos ocasiones, sin sujeción al procedimiento penal, gente que a su vez te han acusado de forma burda, de querer dar un golpe de Estado buscando armas en Chad o de traer a enfermos de ebola, absurdos donde los haya y que todos los opositores, mostramos total apoyo a tu ersona y a cpds, cosa que nunca agradeciste. Y has aguantado todo eso porque gente como el Sr, Laborda os aconsejan aguantar humillaciones, carceles y miseria para que el Sr. Obiang no tenga ningún problema importante y cpds siga siendo un partido de oposición en una dictadura cruel y salvaje que ha sobrepasado todos los estandares de normalidad democrática. ¿Cómo se os ocurre sentaros con Mocache, con Buenaventura y con Fernandez Galilea para hablar de un proceso de transición donde posiblemente se ofrezca al tirano el perdon? Ten un poco de valor, mantén las posiciones que debes adoptar como lider de un partido de oposición, exige a la dictadura comportamientos al menos predemocráticos, sed leales a vuestros aliados politicos y analiza bien las cosas antes de acusar. La transición se hará en Guinea cuando la gente sea capaz de mantener su palabra, sea leal a sus socios y a sus ideales, valoren la presencia de todos los verdaderos opositores para esa inclusividad que en los hechos no demostrais y esté dispuesta a respetar los resultados de los procesos electorales. La excesiva sensibilidad que muestras con las criticas de la gente a tu comportamiento, puede ser también algo que padecen otros elementos de esta larga historia de sufrimientos que padecemos.

Andres Esono Ondo Hola, Celestino. No sabía que andabas por aquí. Te mandé un mensaje privado sobre el comportamiento de tu prima La Voz y, en lugar de responderme, apareces aquí para hacer lo que sabes, incendiar las redes. Bueno, no es nada nuevo. ¿Para el pequeño post que he puesto dices tantas cosas? Esto demuestra que me tenías ganas, y esperabas la primera oportunidad para arremeter contra mí. Te voy a decir que faltas a la verdad en TODO lo que acabas de decir. EN TODO.
CPDS hizo un comunicado en julio de 2018 denunciando que el grupo de los que estuvisteis en París en aquella fecha había acordado iniciar una campaña contra CPDS por su participación en la Mesa de Diálogo de julio de aquel año. Tengo testigo. Poco después, una de las audistas hizo un audio asegurando que iba a destruir a CPDS en cuatro días si no dejaba el diálogo y, desde entonces, no ha parado en acusaciones falsas contra CPDS e insultos personales a mi persona, algo que, por lo que veo, compartes tú.

¿Ayudaste a que los grupos apoyasen la iniciativa que desembocó en el Manifiesto de Madrid? ¿A qué grupos podías convencer si estabas, como siempre, peleado con todos? Es TOTALMENTE FALSA tu afirmación. En la preparación de la primera reunión y en la que cerca de veinte grupos firmaron el primer Manifiesto de Madrid el 22 de marzo de 2014, yo no conté contigo por temor a que dieses al traste con la iniciativa, porque sé que todo lo que tocas lo destruyes. Por eso fue una gran sorpresa para mí verte entrar cuando la reunión se estaba iniciando; nadie te esperaba ni deseaba tu presencia. Tanto en esta primera reunión, como en la segunda, siempre estuvo Gabriel Nzé Obiang, y firmó los dos manifiestos, siendo también Nzé Obiang la persona con la que mantuve más contacto para esas reuniones. Ocurrió que, al ver el éxito de la primera reunión, te congeniaste conmigo para estar en la organización de las reuniones de cara a la Mesa de Diálogo. ¿Quién habló de “no permitir la presencia conflictiva de Gabriel Nzé en las reuniones del Manifiesto de Madrid”? ¿Puedes presentar el correo o escrito donde se hacía esa afirmación o donde te acusaba de tal cosa? Desde luego, no lo dije yo. De hecho, Nzé Obiang firmó también el segundo Manifiesto de Madrid, del 28 de julio de 2014.

¿Me hablas de la sarta de acusaciones que lanzó Santiago Aparicio contra CPDS cuando ya estaba en el PDGE? Pues lo que dijese ese Aparicio no tenía ninguna importancia para nosotros, porque todo el mundo sabía que mentía; ni tampoco podíamos denunciarle sabiendo que en Guinea los jueces no son independientes.

Hablas de la reunión de Toledo. Entiendo que te sientas molesto por no haber sido tú el representante de UP. A mí también me hubiese molestado. Lo que ocurre es que unos líderes africanos, con el apoyo de la Unión Africana, me invitan, a través de unos mediadores internacionales, a una reunión en Toledo para iniciar un proceso que conduciría a un diálogo inclusivo entre todos los guineanos y la reconciliación nacional. Llego a Toledo y me encuentro con otros líderes guineanos en el exilio. ¿Hubiera sido sensato, de mi parte, dejar plantados a esos mediadores con el pretexto de que no debía estar ahí Faustino Ondo Ebang en representación de UP, sino Celestino Okenve Ndoho? En lugar de echarme a mí la bronca, deberías preguntar a los organizadores por qué no te invitaron a ti. Yo no voy a entrar en los asuntos internos de tu partido; solo sé que cuando llegaste a Guinea, me dijiste que venías a REFUNDAR UNIÓN POPULAR y reunificar el partido, y que con tu trabajo el régimen caería en menos de seis meses. No hiciste ni lo uno ni lo otro, y ahí estás donde siempre estuviste, en Madrid, y haciendo lo que mejor se te da, colocarte delante del ordenador y ponerte a parir a los demás. En realidad, no querías estar ya en Guinea porque tropezaste con la cruda realidad cotidiana que viven los que se oponen a la dictadura. Ahora te toca explicar a los lectores por qué no cumpliste ninguna de tus dos promesas y por qué regresaste a España. Y no dirás que fue por la persecución, porque todos estamos perseguidos. Hay otros exiliados en España que tienen motivos para estar ahí, y no tú.

Yo reconozco lo que hacen otros por nuestra lucha y el apoyo puntual que me han ofrecido cuando he tenido problemas con el régimen. Sin embargo, no recuerdo que tú te hubieses solidarizado conmigo cuando me acusaron falsamente de traer un enfermo de ébola. Puesto que sé que eres asiduo de estas redes sociales, estoy seguro de que leíste el informe que publiqué tras mi regreso de Chad, en el cual agradecí a todas las personas, físicas y jurídicas, por sus nombres, que habían trabajado por mi liberación y expresado su solidaridad con mi partido. Decir lo contrario, como lo haces tú ahora, solo extrañaría a los pocos que no te conocen.

Yo tengo principios, que coinciden con los que defiende el partido que represento, con la legitimidad que me dan dos Congresos. CPDS defiende y apuesta por el diálogo para hacer la transición política en Guinea Ecuatorial. Este principio me obliga a mí y a cualquier político sensato a sentarnos a dialogar hasta con el peor de los enemigos. Yo me sentaré todas las veces que hagan falta, y dondequiera, para hablar de la democracia en Guinea Ecuatorial. ¿Dices que no debo sentarme a hablar con las personas que han detenido dos veces a Paysa? Claro que tengo que hacerlo como político; otra cosa es que fuera un simple agitador. Esas personas ya me han torturado y detenido varias veces, la última de ella en Chad. ¿Con quiénes tengo que hablar si no es con ellos? ¿Mandela no estuvo negociando con sus verdugos desde la cárcel antes de su liberación y el modo en que tenía que hacerse la transición hacia la democracia y la desaparición del apartheid en Sudáfrica, llegando, incluso, a tener a De Klerk como Vicepresidente en su posterior gobierno?

Solo has mencionado a Paysa, y olvidas a las ocho o nueve personas detenidas en Mikomeseng en julio del año pasado, entre ellas tu propio primo Saturnino Nguema, por cuya libertad no moviste ni un dedo. Estuve esperando que convocases una manifestación frente a la Embajada de Guinea en Madrid, para denunciar la detención y desaparición de nueve personas en tu pueblo, y no lo hiciste. Sin embargo, CPDS hizo todo lo posible, dentro y fuera de Guinea, por su liberación. Gracias a que fui a ver al Presidente Obiang, conseguí liberar a seis de esas ocho personas. Las otras no fueron liberadas porque me dijeron que tenían condenas firmes. ¿Por qué no hiciste nada por esas gentes que, además, eran paisanos tuyos? ¿Si no eres capaz de luchar por la liberación de tus propios primos, serías capaz de hacerlo por el resto de guineanos? ¿Te hubiera gustado que siguiesen detenidos y en paradero desconocido hasta ahora? ¿Agradeciste a CPDS por su gestión?

No le puedo negar a ningún guineano el derecho a negociar la transición política en Guinea Ecuatorial, sea Mocache, Mecheba, o cualquier otro de los que mencionas, porque el cambio político que necesita nuestro país no lo va a hacer solo Celestino Okenve, ni Andrés Esono Ondo, ni excluyendo a nadie. Lo vamos a hacer entre todos, y si se tiene que acordar el perdón como se hizo en Sudáfrica, lo aceptaré. Soy libre de opinar así, y si tú crees en otra solución, ¿por qué no la emprendes ya? ¿Por qué esta enfermiza obsesión tuya por querer que todos opinen y actúen como tú quieres?
Para terminar, te pido que le digas a tu prima que presente el documento que firmé con el régimen para impedir un diálogo con mediación internacional, así como las pruebas de que el PSOE financia a CPDS.

Nvo Zang Okenve Andres Esono Ondo En su momento, espero, todos conocerán la verdad, que ahora, para no hacer un favor a Obiang, callamos muchas cosas. Yo ya no tengo la esperanza de que Guinea se vaya a democratizar, porque para ello hace falta un plantel de hombres y mujeres con convicciones, que no usen del engaño y de la mentira. Si has conseguido un gran objetivo liberando a Pausa, podias haberlo hecho antes, digo yo. Yo no te voy a dar las gracias por que el dictador libere a gente que nunca debió encarcelar. Parece que cuando el dictador deja de apretar su represión, hay que estar encima contento y dar las gracias. Y ya que tienes el poder de obtener favores de Obiang, digale por favor que quermos libertad y democracia. Parece que la cosa era más facil, teniendote a ti. Yo no tengo poderes que dependan del dictador, a quien combato. Querer hacer méritos a costa de los favores que te hace el dictador, no me parece un comportamiento de un demócrata. Como ves, hasta en eso tenemos diferencias.

Andres Esono Ondo Celestino, no eres de los que se reservan. Si sabes algo sobre mí o mi partido, dilo. He mencionado a Paysa para responder a tu alusión al compañero, quien no tenía nada que ver en lo que trataba mi post. No tengo el poder de obtener favores de Obiang, porque liberar a unas personas injustamente detenidas, no es ningún favor. Te pregunté por qué ni siquiera denunciaste desde Madrid la situación de ocho personas de Mikomeseng en paradero desconocido. Solo has usado el nombre de Paysa, una y otra vez, para atacar a su partido. ¿Es más importante la vida de una sola persona, que la de ocho? Es para que se vea qué política haces.