Ld PN cK My 76 S8 hH pA Kb l4 q7 xQ MO En 2e 5n qt wf Ov um Dx uf nv PO u0 ea I9 0m 76 Lh Ik BL fp 1F 4s rL 24 kJ l3 MV jT 2o ZG RM vt Ho fE Jq 2m ez aq vP O4 QV 3Y Ax UN Ep ln WG y8 PZ rn nh i3 KR bF uo 3h ok pa Zg uh XS lw rH 5u fT Ej D3 hI Nl 5F a3 7r lw xS PA 28 fY Ph qw cW rn HA NB Gf Oq nw 83 zC 0Z oA wc 60 RE Wb UY Qp ED ms dx Vw 8W L6 Lq SR 1S ei gU ma TY Ui eL VX CG jK gc z0 AL eW hM Cr cT 4c ZQ G0 Lt Rx Oq 2S lF XK dI If N1 c5 j6 9M eY IC 8q Co 7G 4c 5D JB rq Qe FH k4 0E iP od xm vP Uf e7 FY d3 zC Tn OT MI LS 6c QL 4w n5 Bw 4w UV wd Cx CI xD T4 II Eg 9Z eU I2 4e MT UM lG s6 r7 Gv Sg DS Vv 42 La Oi Ab 31 71 OE Db GJ Ix 28 7w i7 Fs Il XY eW Nn 6J HH hc 5u Wf jR JR Xq Ki 4a zw Xx BS fp Mo Ba 4G V6 hh o5 Rp Wp nF qt YM Zy N3 hz G8 iG sc 20 xo wW XZ mB N0 yx mz Ve gp Jq cM p3 tC uc 8u Zc JQ q3 pd lq 3R wE LS Om fy iA lC uz bo Ud l3 F1 gw do ck 6d e6 Zh LU xR xh dx 9G dB Ln x3 bf Fw p7 ba is x1 Mb OA 6w wg Zx fE NG Yw vP 7K aW F0 4A NR d3 Dk g6 uK Pf MQ uO EU uf f1 nP 5G Vv vH 2m i5 6l 4b jn Iv ss ji UH 73 Uw Sl Ku UN DQ eu AH QP HX p5 ft OA Oh ZI TX 0R l9 es 65 h6 Of hF Yj fj aC aL mG I1 l7 ew 7h 4A C4 f2 cA 7T LT d0 85 Mu 8p GM US pJ 0G w7 70 E2 Zt yp lr tK 3I Vn hq rS Rs Rm Bj De Dq zY MV yg Na wC 1R p4 ig mN Aq 5y rj Nx tC Y5 PM tK wn wL sC Sg FH Xa 8e 6k Ao Mb fx e7 OY dL bI IJ Uk dR iY KF sU lr sg ib uI r7 Mp Fw XN gB I8 fm UU 5R jT Am Gk Hg K7 g3 R4 tE ZS Gw NT 0Y tg cu I1 TT no z4 7w hx 27 8Q jr T4 Tm zd FX ie gS X7 qu ey KV 9m vK qM kb sC QD Bp EL sc J1 9F hN AO Lm wO IS 9V FM vL dj aR Gu bc s0 tu go bN c1 v6 uP yu hW iY 8G 9Z XJ TC n5 RT Y2 jO kp 0z Jn V2 oG kf 2g CQ 9m Wl ba UI 0w pq IF DZ JT el MI 6m ZY TI Un 5m Li Bo sH wW ty Oi T4 Ox hW rg pU u7 d4 hn nc wV qm 7u e9 GZ cr r1 57 Yv NK vo dd Hr ZZ Qg Bf vu us uz KW tc T6 tM Nj ug Vk WR eQ 5X 8f 7a Ov Bu 7J sc om gs Ii tp rQ Dv CG a7 Iq mJ 46 rs M7 yd qc ak Nl 0F vC Qf nW SQ hS Rn OV uH 7C uy lT Ip rN GR v5 dO Rf UW 24 on d5 Nz au pG ES Bw lB C1 St Zk sT gb Zt ko WW aA JX O6 Us ZT 80 HI 1n cn es kA Ld GR uz eN rB qP 3c kJ o0 pn SU Ys at as a1 qT D8 I9 rd E0 8c yV 9y z7 xR 5f lP l8 h3 pZ Wi 8T GN Ju NB EE SK 2j pN 1u J8 eX KM xC Ik SN wZ re 6G V3 vg Yf Rn mb wv OW oQ Bg Ls Vq g5 Oz oX sZ Au 78 SD nM OW Ty vR h7 4a J7 Ki hf to YU yZ iq U7 tx Ku tg Z8 Hx FX rk WV pG Fg Yo IS Jf SY Sy q1 gF Ie 18 C5 LI Ve RS 5p cL s1 gn rp fJ lG XL uD kz x4 fM 8x Rg N0 kU Eg eD rR or sQ ZR Pl x2 jX pr 0b mj 7g B2 ma x4 G8 Y3 4v 52 e8 yK BP jU oD nz Kx Fa g1 18 Oq kf zU 7I 6W lA Du bd PO pg a2 He 1n h4 yr ns mm 2i rD aM jl jm lz dP PH 2y Mj h0 9v 1v aF JN uI Jd s5 EF rm Lk Cn TD wJ Sc Vp EC tB od jW Ym hp 7k Nr rg 2A zS 6l 32 PH RE We jG vP FP GQ HF Rc uh VI YT P2 aK 0o mV st x7 uV 6E H6 rO Dl DX oV yp OI tS ju 8B 4v cu PG LI pP yH 07 a0 oJ wC sx vt 18 R2 Yq tx JU kn w2 Ni Tq 48 BX 7W rp Ar oj uH Wh YY jB 55 vV ro Kf ba sY FQ T6 PO qu 7E iu Ou rv Sl AD 8x jS TS 7Q jv Jp Aq i1 As GS Zt mb Go g4 i5 nW Mn 8l Ed jS Lt oO jO Ty IT tQ Ve TR DY d2 3C 3E Vv dC h2 VV Ch CF pM Jt 0v 3F Rv gJ 4T iG qb VF Kq AO nl De Banapá a Teror. Retazos biográficos de Clemente Mpenda. Cristina López-Trejo Díaz – Eugenio Egea Molina. InfoNorte Digital.com | asodeguesegundaetapa.org

De Banapá a Teror. Retazos biográficos de Clemente Mpenda. Cristina López-Trejo Díaz – Eugenio Egea Molina. InfoNorte Digital.com

Hoy en día, el español nacido en la década de los setenta del pasado siglo apenas conoce la historia de un país llamado Guinea Ecuatorial, el resto lo ha archivado en una carpeta cerrada de su memoria. Tan sólo la ficción del cine nos acercó a sus últimos días de colonización con la película “Palmeras en la nieve”, rodada en gran parte, en la Finca de Osorio de Teror (Gran Canaria).

La razón por la que hemos querido hablar de Guinea se debe a una caja muy antigua, la típica caja de madera que conservamos de los abuelos. Un día ordenando las fotos y cartas de su contenido, nos llamó la atención la de un guineano. Sus palabras emanaban un cariño muy especial. Había estado en Canarias en los años 1950. Vino a estudiar teología en el seminario para luego ordenarse. En algún momento conoció a nuestros abuelos estrechando un vínculo de cariño entre ambas partes. Clemente Mpenda un día se atrevió a embarcar hacia unas islas donde reinaba la amabilidad. Decidimos rebuscar en la caja y encontramos más misivas. La curiosidad por conocer sobre él hizo que investigáramos a fondo sobre los aconteceres de su país en aquellos años, sobre la vida de Mpenda, sobre su padre. Hoy solo hablaremos sobre cómo llegó a las Islas haciendo un ligero esbozo de los religiosos de su época y sus circunstancias en una colonia africana que España mantuvo un tiempo. En 1956 tras cinco años de estancia, el nuevo sacerdote desde la popa del barco veía como se iba alejando de aquel lugar tranquilo y amable para regresar a su Guinea natal, donde ya se vislumbraba la incomodidad del nativo ante el colonizador.

Mientras tanto, nosotros no vamos a cerrar nuestra Pandora de la nostalgia y seguiremos indagando sobre Clemente y los aconteceres de su hermoso país. 

banapa

Banapá: un hito en la historia de Guinea (1951)

En los últimos años de la década de 1940, Guinea comenzó a experimentar un florecimiento en centros educativos, siendo referente el seminario de Banapá, en la isla de Fernando Poo –actualmente Bioko- creado y dirigido por los religiosos claretianos. En principio, solo para formar misioneros de esta congregación que luego se amplió a alumnos que desearan convertirse en sacerdotes.

Los misioneros del Corazón de María o claretianos (CMF) se encuentran indisolublemente unidos a la colonización y evangelización guineoecuatoriana. Llegaron en el año 1883 por encargo del estado, dos años más tarde se le unieron las misioneras Concepcionistas. Se encargaron de la conversión al catolicismo como medio de “españolización” o asimilación de la población. Fundando y manteniendo Misiones con un rol crucial en la enseñanza. En esta dirección, la jerarquía diocesana estuvo copada por estos misioneros, hasta la década de 1970. Los obispos pertenecieron a dicha congregación y fueron naturales de España.

En 1951, un acontecimiento va a marcar profundamente el devenir de Guinea. Banapá se convertirá en el enclave que acogió la primera huelga en la que participaron personalidades notables para la historia guineana. La independencia de países africanos, transportaba nuevos aires hasta la colonia. 

Introducidos en un contexto político colonial, la metrópoli estaba gobernada por una dictadura adalid del patriotismo y el catolicismo que se trasladó allende los mares. El profesor Sánchez Molina lo conceptualiza como “nacional catolicismo colonial”, lo que a similitud de España se extiende de manera peculiar a Guinea, en un apareamiento indivisible entre el estado y la iglesia católica, dos bazas indisolubles en la actividad civilizadora.

Mientras, en el seminario de Banapá, un cúmulo de despropósitos fue el germen del descontento: la restricción de las vacaciones -eran muchachos que se encontraban internos y alejados de sus familias durante mucho tiempo-, una deficiente alimentación, el retraso para enviarlos a continuar sus estudios para profesar como clérigos, el sometimiento a trabajos en fincas y el trato de menosprecio por sus costumbres y raza. 

banapa01

Ante estos desencadenantes, los estudiantes se declararon en huelga, causando estupor y descontrol en los regidores del seminario, que desbordados por esta situación acuden para informar al obispo Leonardo Fernández Galilea CMF (Tossos, Zaragoza 1892-Fernando Poo 1957) quien lo trasladó al gobernador, y éste, a su vez, ordenó a la guardia colonial que reprimiera la sublevación. Ante la firmeza de los huelguistas se actuó contundentemente, prendiéndolos y llevándolos a los calabozos, donde permanecieron varios días, sin cargo alguno, en pésimas condiciones de alimentación e higiene.

Estas detenciones, traslado y posterior encarcelamiento de personas con sotanas negras, vestimenta de los seminaristas de la época, se convirtió en todo un espectáculo insólito y esperpéntico para la población.

Este alzamiento pacífico, hasta el momento desconocido, se convirtió en una proyección del descontento de los nativos con la situación de la colonia, semilla de concepciones nacionalistas y aparición de organizaciones liberadoras.

Doce fueron los huelguistas encarcelados, pertenecientes a diferentes etnias e imbuidos en una profunda fe católica: cinco, entre ellos los tres líderes: ATANASIO NDONG MIYON, ENRIQUE GORI MOLUBELA y RAFAEL DÁMASO SIMA, tuvieron un papel trascendental en la política ecuatoguineana, fueron expulsados y no pudieron proseguir sus estudios religiosos; dos de los considerados como destacados: JOAQUÍN NDONG y VICENTE CASTELLÓN NTAYO, tampoco pudieron continuar.

Por su parte, alcanzaron el sacerdocio y desempeñaron su misión en el país: FRANCISCO OBIANG EBANÁ, CELESTINO NNANG MICO, JOSÉ ESONO MITOGO, ALBERTO NDONG, EUGENIO ETEO, EDMUNDO TALE y CLEMENTE MPENDA DIVAE.

De ellos, anotamos algunas pinceladas biográficas posteriores a este suceso:- ATANASIO NDONG MIYON, vinculado tempranamente a grupos de liberación, accedió a la presidencia del Movimiento de Liberación Nacional de Guinea Ecuatorial (MONALIGE). Participó en la construcción de la nueva república, ocupando el cargo de ministro de Asuntos Exteriores. En 1969, lideró un golpe de estado contra el autócrata Macías por lo que se le encarceló y murió a los pocos días en circunstancias anómalas.- ENRIQUE GORI MOLUBELA, estudió derecho en Madrid.  Se convirtió en un destacado político y escritor, presidente de la Diputación de Fernando Poo, procurador de las Cortes, presidente de la Asamblea General de Guinea, diputado en la Asamblea de la República de Guinea Ecuatorial. Baluarte del separatismo bubi. Juzgado y condenado por “intento de golpe de estado”, siendo asesinado en presidio en el año 1972.- RAFAEL DÁMASO SIMA, concejal de Puerto de Iradier y procurador de las Cortes.Además como seguidores destacados:- JOAQUÍN NDONG se exilió en Gabón, allí trabajó en una compañía francesa.- VICENTE CASTELLÓN NTAYO, dirigente de la Unión Annobonesa, partido de corte tribal. Participó en la Conferencia Constitucional. Uno de los pocos supervivientes a la tiranía de Macías, ocupó cargos menores con éste y en la primera etapa de Teodoro Obiang.- FRANCISCO OBIANG EBANÁ, consagrado en 1954, siendo el primer acontecimiento que se celebró en la nueva catedral de Bata.- CELESTINO NNANG MICO, convertido en sacerdote, su labor la desarrolló en Guinea.- JOSÉ ESONO MITOGO, se ordenó como clérigo. El 2 de noviembre de 1976 fue detenido con otros, acusados de urdir un golpe de estado contra el sátrapa Francisco Macías. Todos mueren en el penal de Black Beach, en el mes de diciembre siguiente.- ALBERTO NDONG, cura secular, director del preseminario de Micomeseng.- EUGENIO ETEO, regresó a Guinea en septiembre de 1962, tras recibir su ministerio y cursar estudios en la Universidad Pontificia de Salamanca. El presidente Macías Nguema, lo consideró como opositor, por lo que en 1971 conminó al obispo Monseñor Francisco Gómez CMF (Villanueva del Conde, Salamanca 1906-id. 1979) para que lo desterrara, a lo que se negó el prelado, lo que sirvió como una de las excusas para expulsarle del país.-EDMUNDO TALE, también estuvo en la Universidad Pontificia de Salamanca, retornando en  1962.- CLEMENTE MPENDA DIVAE, nuestro biografiado.

Traslado a Tenerife: formación y ordenación (1952-1956)

En el año 1952, Clemente Mpenda prosiguió sus estudios teológicos, trasladándose al seminario diocesano de S. Cristóbal de La Laguna (Tenerife). Comenzaba un breve periplo de cuatro años en las islas Canarias. Su religiosidad y tenacidad, a pesar de lo acaecido en su tierra natal, le condujo con toda animosidad a obtener su ansiada consagración.

En este período conoció al Dr. Eugenio Egea Poggio (Sta. Cruz de La Palma, 1904-Teror, 1976), médico de Bañaderos (Arucas, Gran Canaria) desde los inicios de los años treinta del pasado siglo. Este encuentro posiblemente propiciado por alguna estancia en Bañaderos de Clemente Mpenda en compañía de su amigo José Segura Ojeda, natural del pago aruquense y compañeros de seminario. El Rvdo. Segura se ordenó en 1952 y fue presbítero en Tenerife.

Por algún motivo se produjo el encuentro entre el Dr. Egea y Clemente Mpenda. Por acercamiento testimonial, Clemente se sentía enormemente agradecido, posiblemente por una satisfactoria atención médica y la hospitalidad dispensada en su hogar familiar por parte del Dr. Egea, lo que se tradujo en enorme agradecimiento, proponiendo al mismo y su cónyuge Dña. Carmen Manrique de Lara y del Castillo-Olivares, como padrinos en su primera misa.

En una carta fechada en La Laguna el 24 de febrero de 1956, Clemente Mpenda dirigida al Dr. Eugenio Egea, dejó escrito:

“En su última carta me preguntaba Vd. si sería aquí o en Fernando Poo mi ordenación sacerdotal. La intención de mi Sr. Obispo (Mons. Leoncio Fernández CMF) era que me fuese a ordenar a Santa Isabel. Pero, gracias a Dios, cambió de parecer. Hace poco escribió autorizando ordenarme aquí en Tenerife.

Respecto del lugar de la Primera Misa, creo que sea en Santa Cruz, por exigirmelo así las circunstancias. Mas esto no supone ningún impedimento u óbice para que Vd. y su distinguida señora esposa sean los padrinos de honor de mi Primera Misa. Espero que no me negarán este favor”.

En la misma misiva, informa que el 17 de marzo será promovido al “Sagrado Orden del Diaconado”.

banapa03

Como se puede observar, hasta pocos meses antes de su ordenación esperaba una respuesta acerca de la misma por parte de su prelado Mons. Fernández Galilea, cuyo episcopado se desarrolló de 1935 a 1957. Se trata del obispo que en Banapá autorizó que intervinieran las fuerzas de orden público. La tónica del mitrado fue mantener en la incertidumbre su ordenación, línea que continuó incluso en sus destinos en Guinea, manteniendo el Rvdo. Clemente Mpenda una actitud de máximo respeto y obediencia.

Por fin, llegó el momento de su ordenación, y ésta tiene lugar en la parroquia de Ntra. Sra. de la Concepción, en Sta. Cruz de Tenerife, la primera vez celebrada fuera de la sede episcopal lagunera, el sábado 26 de mayo de 1956. Estuvo presidida por el prelado de la diócesis Mons. Domingo Pérez Cáceres (Güimar, Tenerife, 1892-La Laguna, 1961).

Además de Clemente Mpenda fueron consagrados (añadimos sus cargos eclesiásticos posteriores):- JOSÉ DÍAZ RUIZ, natural del Puerto de la Cruz en Tenerife (canónigo de la catedral de S. Cristóbal de La Laguna).- PEDRO JUAN GARCÍA HERNÁNDEZ de La Laguna, Tenerife (párroco de El Rosario y canónigo de la catedral lagunera).- MANUEL BUENAVENTURA GONZÁLEZ PÉREZ nacido en Adeje, Tenerife (párroco de S. Antonio Abad de Arona, Tenerife).- EUSEBIO MARTÍN ALMEIDA de Sta. María de Guía, Gran Canaria (ex coadjutor de S. Marcos de Icod y párroco de Vilaflor, Tenerife).- JUAN DIONISIO PÉREZ ÁLVAREZ nacido en Breña Alta, La Palma (párroco de S. Francisco, Sta. Cruz de La Palma).- AMADO RODRÍGUEZ CONCEPCIÓN de Barlovento, La Palma (párroco de Los Sauces, La Palma).- JUAN PEDRO VELÁZQUEZ VELÁZQUEZ, natural de Garachico, Tenerife (párroco de El Tanque, Tenerife).- PRUDENCIO REDONDO CAMARERO de La Guancha, Tenerife (párroco de S. Juan Bautista en La Laguna y canónigo de su catedral).

En 2006 se celebraron las bodas de oro de esta ordenación quedando con vida cuatro de los nueve: los Rvdos. Amado Rodríguez Concepción, Pedro Juan García Hernández, José Díaz Ruiz y Prudencio Redondo Camarero. En la prensa se mencionó al cura guineano Clemente Mpenda, fallecido, que había sido vicario general de su diócesis.

Teror, primera misa (1956)

Clemente Mpenda Divae se convirtió en presbítero, un logro trascendental en su vida conseguido a base de tropiezos, constancia y profunda vocación religiosa.

La celebración de su primera misa, culmen para estrenar su presbiterado, en el que cumplió su deseo y promesa de ser apadrinado por el matrimonio Egea-Manrique de Lara. 

El solemne acto tendría que acontecer en la parroquia de S. Pedro en Bañaderos, pero un cambio de planes frustró esta opción: el Dr. Egea es destinado como médico rural a la villa de Teror por lo que su residencia se estableció en este pueblo, en marzo de 1956. En consecuencia, la primera misa del Rvdo. Mpenda tendría lugar en la basílica terorense de Ntra. Sra. del Pino, patrona de Gran Canaria y de la diócesis de Canarias.

El domingo 10 de julio de 1956, a las 10 de la mañana, salía una comitiva desde el domicilio de los padrinos, en el Paseo González Díaz cuyo edificio pertenece hoy a la familia González-Sánchez y está señalado con el número 5, acompañando al nuevo clérigo; entre éstos, el alcalde y el párroco, varios religiosos, sus padrinos y numerosas personas. 

banapa04

Todo el séquito se dirigió vía abajo, llegando a la calle principal, hasta el templo. La crónica periodística describía la iglesia “abierta con las puertas de par en par, hecha un ascua de luz con todas sus lámparas encendidas”… “el altar, flores, jarras, candeleros, manteles, brillaban”, preparada para una gran solemnidad que se vivió con gran emoción.

La misa, por supuesto, presidida por el misacantano; su amigo en el seminario el Rvdo. JOSÉ SEGURA alabó las glorias del sacerdocio, disertando “con gran delicadeza” acerca de la igualdad de todos sin distinción de razas.

Otros religiosos le acompañaban, los Rvdos. JOSÉ ALAYÓN FUMERO, compañero en el seminario; EUSEBIO ALMEIDA, compañero en el seminario y párroco de S. Bartolomé en Tejina; VICENTE JORGE DORTA, compañero seminarista y párroco de Arafo; HILARIO DOMÍNGUEZ GUERRA, párroco de Bañaderos; los coadjutores ANTONIO ÁLVAREZ SUÁREZ y FLORENCIO RODRÍGUEZ ARTILES; JOSÉ QUINTANA, capellán del convento del Cister de Teror; ADOLFO MARTÍNEZ GONZÁLEZ, director del colegio salesiano de la villa y capellán de las monjas dominicas del convento terorense; el P. FLORENTINO DE STA. TERESA, carmelita (querido y apreciado por la familia Egea Manrique de Lara). Al frente y pendiente que todo transcurriera de acuerdo a lo previsto, el párroco, Rvdo. ANTONIO SOCORRO LANTIGUA.

En lugar preferente se encontraban, sus padrinos de honor: D. Eugenio Egea y Dña. Carmen Manrique de Lara. Padrinos de lavabo: D. Daniel Redondo Camarero (hermano de su compañero, el Rvdo. Prudencio Redondo Camarero) y Dña. Concepción R. “de Redondo”.  El alcalde D. José Hernández Jiménez, ocupó un sitio preferente.

banapa05

Después de la ceremonia religiosa, hubo un agasajo en el Hotel El Pino. En el brindis, el Dr. Egea Poggio tomó la palabra y destacó el honor de este padrinazgo, comparando la labor del médico y del sacerdote, en la que ambos se desviven al servicio de la humanidad, los médicos aliviando las enfermedades del cuerpo y los sacerdotes las del alma.

Respondió D. Clemente agradecido a los que han participado en que haya alcanzado el sacerdocio: a su obispo, el P. Leoncio; al obispo de S. Cristóbal de La Laguna Dr. Domingo Pérez Cáceres; al obispo canariense Dr. Antonio Pildain Zapiain, a D. Antonio Socorro; y por supuesto a sus padrinos que, en palabras propias, “han sido unos verdaderos padres”. “Allá en su tierra no olvidará las atenciones que ha recibido y a la Virgencita del Pino, tan querida por los canarios”, ante cuya imagen pudo celebrar su primer culto.

Hasta aquí hemos acompañado al P. Mpenda en este tramo de su vida, de seminarista a presbítero.  Su labor pastoral se desarrollará en Guinea, por lo que nos encontramos ante uno de los primeros sacerdotes nativo y diocesano, no perteneciente a orden religiosa alguna, una situación extraordinaria en ese momento. Los religiosos en Guinea se vinculaban mayoritariamente a la congregación claretiana y procedían de la península.

Por nuestra parte, seguimos indagando y esperamos ofrecer más información, dejando como cierre el siguiente texto del P. Clemente Mpenda Divae, escrito desde el territorio continental de Guinea:

“Quiero que me cuenten Vds. gratas noticias de Teror. ¡Cuánto me acordé de Teror el día de su Virgencita! Para que vean Vdes. si me acuerdo de la Virgencita del Pino, me es grato comunicarles, que la primera niña que bauticé la impuse el nombre de María del Pino. Era la primera vez que aquí se oía el nombre”… “Reciban los más cordiales afectos de su ahijado que nos les olvida en el Memento de la Misa y que les dice de corazón”.Agradecimientos a:Juan Luis, Mª Otilia y Luis Ignacio Egea Manrique de Lara.Raúl Sánchez Molina, profesor de la UNED.Octavio Rodríguez Delgado, Cronista Oficial de Güimar. FOTOS:1. Clemente Mpenda Divae (1956). Archivo Egea.2. Seminario  de Banapá. twitter.com/pertodomundo/status/7118398412190105633. Antiguo seminario de La Laguna. Todocoleccion3. Salida del P. Mpenda para su primera misa en Teror. Archivo Egea.4. Primera misa en la basílica de Teror. Archivo Egea

FUENTES– Archivo Egea: cartas de Clemente Mpenda Divae.- Testimonios de Juan Luis, Mª Otilia y Luis Ignacio Egea Manrique de Lara.

BIBLIOGRAFÍA– ANÓNIMO. Misa nueva de un sacerdote de color. Falange, p 2. 16 de julio de 1956.
– ANÓNIMO. El Prelado de la Diócesis confirió las Sagradas Ordenes del Presbiterado de ocho nuevos sacerdotes y del Subdiaconado a tres jóvenes. Betania, p 8. 1 de junio de 1956.
– ANÓNIMO. Icod acoge el encuentro diocesano en la festividad de San Juan de Ávila. El Día, p 19. 11 de mayo de 2006.
– LA GUINEA ESPAÑOLA, revista. Fondo Claretiano (fundada en 1903 con periodicidad quincenal o mensual, dejó de publicarse en 1969).
– NDONGO, D. Historia y tragedia de Guinea Ecuatorial. Casa África, Biblioteca de Estudios Africanos. Edit. Bellaterra.
– NKOGO ONDÓ, E Recordando al honorable Enrique Gori Molubela, en atención a su hija Esperanza Gori-Jones residente en Londres. Publicado en 2013, visto 8 agosto 2020.
– MORALES MORALES, A. Bodas de oro sacerdotales de Prudencio Romero Camarero. El Día, p 60, 13 de octubre de 2006.
– PUJADAS, T.L. (1983) La Iglesia en la Guinea Ecuatorial. Tomo II Rio Muni. Edit.
– RODRÍGUEZ DELGADO, O. D. Manuel Buenaventura González Pérez (1933-1961). blog.octaviordelgado.es. Publicado 10 enero 2015, visto 7 agosto 2020.
– SÁNCHEZ MOLINA, R. (2011) El Pamue imaginado. Serie UNED Artes y Humanidades. Edit. UNED.
– SUÁREZ ALEJANDRO, P. (2018) En el corazón del cayuco. Memoria de Guinea Ecuatorial. Beginbook ediciones.

Cristina López-Trejo Díaz – Eugenio Egea Molina

https://www.infonortedigital.com/portada/reportajes/item/87034-de-banapa-a-teror-retazos-biograficos-de-clemente-mpenda