Creación de dos distritos urbanos en Annobon: ¡ver para creer! Franciscio Ballovera Estrada

El presidente Obiang Nguema durante uno de sus viajes en Annobón, como gran orador que es, promete en uno de sus suntuosos discursos a la población annobonesa que próximamente su corrompido gobierno va a crear dos Distritos Urbanos en la pequeña isla, de la misma manera que antes ya había prometido la construcción de una fábrica para la transformación de atún en la localidad, entre tantas otras promesas incumplidas.

La isla de Annobón ya goza de tres poblados: Angandji, Mábana y Awala, donde suele vivir gente de todas las edades. En ninguno de ellos la población goza de algo tan básico como el agua potable o el agua corriente, un centro sanitario, tendido de luz eléctrica en las casas, viviendas sociales, carretera, centro de formación profesional, farmacias, centro para las personas de tercera edad, red de telefonía, o escuelas apropiadas e instituto de enseñanza media. Lo mismo ocurre en otras partes de nuestro país. ¿Para qué se afanan entonces en querer ir a crear otros dos Distritos urbanos en la Isla de Annobón si aún los tres que ya hay no tienen ni las mínimas condiciones? ¿No hubiera sido mejor pensar en cómo ir mejorando poco a poco la vida de los residentes en Mábana, Angandji y Awala? ¿Qué necesidad hay de sacrificar más fincas de los pobres oriundos, fincas de las que sacan la poca comida de que disponen para alimentar a sus familiares, a fin de crear allí otros distritos que, si por arte de magia llegaran a efectuarse, tampoco irían a servir de nada, y es ni los nuevos ni los de ahora tienen lo básico y esencial?

Ante todas estas promesas incumplidas se despiertan ilusiones que nunca van a realizarse. Está claro que alguien se aprovecha de la devastadora miseria en que viven los annoboneses y que el mismo gobierno que promete ha implantado entre la población, para su propio beneficio y mantenerse en el poder. Me pregunto cuánto nos va a costar a todos los guineanos levantar cabeza para devolver al pueblo de Guinea Ecuatorial lo que durante tantos años se le ha venido quitando.