CPDS participa en Ginebra en una reunión de la Internacional Socialista. Intervención de Andrés Esono Ondó.

internacional socialista

Una delegación de CPDS compuesta por su Secretario General, Andrés Esono Ondo, y su Secretario de Relaciones Internacionales, el Doctor Wenceslao Mansogo Alo, se encuentra en Ginebra, Suiza, desde el 30 de junio, para participar en la reunión del Consejo de la Internacional Socialista, organización de la que CPDS es miembro.

La reunión tiene lugar en la sede del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La intervención de Andrés Esono Ondo está prevista para la sesión del día 2 julio, y versará sobre el tema 2 del programa: “Defendiendo y asegurando la democracia: apoyando la lucha por los derechos y por las libertades donde éstos se encuentren amenazados”.

CONTRIBUCION DE CONVERGENCIA PARA LA DEMOCRACIA SOCIAL DE GUINEA ECUATORIAL ANTE EL CONSEJO DE LA INTERNACIONAL SOCIALISTA

Ginebra, 1 de julio de 2016

 

Tema 2 del orden del día:

 ‘Defendiendo y asegurando la democracia: apoyando la lucha por los derechos y por las libertades donde éstos se encuentren amenazados’.

Compañeros y compañeras,

Por el número de veces que CPDS lo ha repetido en este foro, pocos de los miembros de la Internacional Socialista aquí presentes ignoran la desesperante situación política y social que atraviesa mi país, Guinea Ecuatorial. Difícilmente podemos encontrar ejemplo más fiel de país en el que derechos y libertades se encuentren más amenazados.

Obiang lleva ya 37 años en el poder, poder al que accedió por golpe de estado contra su propio tío en 1979 y que ostenta de manera totalitaria. A sus 74 años, con una salud que se dice frágil y con el país sumido en una aguda crisis económica, Obiang, su familia y colaboradores están inmersos en graves historias de corrupción, siendo perseguidos por tribunales internacionales.

En el país se vislumbran maniobras que delatan la intención del Presidente  de organizar una sucesión dinástica. El pasado día 24 de abril, por quinta vez desde que llegó al poder, volvió a organizar una farsa electoral de la que, como siempre, volvió a declararse vencedor con el 93,7% de los sufragios. Fueron elecciones presidenciales con una administración electoral controlada en su totalidad por miembros del partido en poder; los candidatos que decidieron participar pese  las irregularidades, no tuvieron acceso ni atención de los medios de comunicación del Estado, ni recursos suficientes para afrontar una campaña electoral. CPDS prefirió no participar porque los resultados se conocían de antemano.

Tras esas elecciones, Obiang ha nombrado Vicepresidente de la República, para sucederle, a su propio hijo, perseguido por la justicia francesa por el caso de los Bienes Mal Adquiridos.

Con este panorama, caracterizado por las sistemáticas violaciones de los derechos humanos, la corrupción institucionalizada, el nepotismo y la crisis económica, huelga recordar que un gran número de guineanos vive en el exilio y que, a pesar de los enormes recursos con que cuenta el país, entre ellos el petróleo, el gas y la madera, las desigualdades son escandalosas en Guinea  Ecuatorial.

En 2014, nuestra formación política le propuso a Obiang la idea de una Mesa de Diálogo nacional en la que se debatieran los graves problemas del país. Obiang aceptó la idea, pero la convirtió en una excelente ocasión para su propaganda política. Fue un gran fracaso. Y volvimos a perder una formidable ocasión para encontrar solución a nuestros graves problemas comunes.

Por eso, de nuevo, compañeros y compañeras, para seguir evitando una salida violenta a la difícil situación política y social que vive Guinea Ecuatorial, creemos que es fundamental que Gobierno, oposición y sociedad civil puedan encontrar la manera de volver a sentarse para discutir y evaluar las posibilidades de conseguir una transición pacífica en el país.

Esta situación afecta a toda la subregión del África Central. Acabamos de asistir al asalto electoral que acaban de sufrir nuestros compañeros del Chad. Vemos cómo los dirigentes de la oposición permanecen confinados en el Congo Brazzaville después de las elecciones fraudulentas que, supuestamente, volvió a ganar el partido en poder.

Por eso, compañeros y compañeras de la Internacional Socialista, queremos volver a apelar al espíritu solidario e internacionalista de esta gran organización. Muchos partidos miembros, aquí presentes, dirigen los Gobiernos de sus respectivos países. El Tema que nos ocupa es “Defendiendo y asegurando la democracia: apoyando la lucha por los derechos y por las libertades donde éstos se encuentren amenazados”. Siendo así, la pregunta que me gustaría hacer a los hermanos africanos aquí presentes, es la siguiente: ¿Aplicamos realmente el principio de solidaridad que nos caracteriza, para apoyar la lucha por la democracia, los derechos humanos y las libertades en los países donde ni siquiera existen?

Nuestro partido político, Convergencia para la Democracia Social, sostiene que Occidente no es el principal causante de los conflictos políticos que destruyen nuestros países, sino las dictaduras que nos gobiernan. De la misma manera, la solución a esos conflictos y el apoyo a la lucha por la democracia, tienen que afrontarla los propios países africanos, empezando por el apoyo de los partidos gobernantes de la Internacional Socialista, en particular, y de los países ya democratizados de nuestro continente, en general.

Por eso hemos venido hoy para deciros, compañeros y compañeras, que necesitamos la ayuda y el apoyo de todos vosotros aquí presentes. Necesitamos el apoyo y la presión de la comunidad internacional. Y esta petición se dirige más concretamente a los compañeros aquí presentes que gobiernan sus Estados, empezando por los africanos. Su apoyo será la marca de su solidaridad con los compañeros oprimidos y la expresión de su deseo de erradicar el totalitarismo en Guinea Ecuatorial, en África y en el mundo.

Muchas gracias”.