Camerún: ¿Quiénes son los militares a los que escucha Paul Biya sobre el conflicto en la región anglófona?

La situación de seguridad en el oeste anglófono es ahora tan mala que el Presidente del Camerún, Paul Biya, confía sólo en un número muy reducido de militares para que le informen de la situación sobre el terreno y le sugieran soluciones. Algunos de ellos forman parte del Consejo de Seguridad Nacional (CNS), como es el caso  del Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, General Ze Meka; el jefe operativo de la gendarmería, General Elokobi Njock; el Secretario de Estado del Ministro de Defensa a cargo de la gendarmería, Galax Etoga; y el Ministro Delegado a cargo de la defensa y adjunto a la presidencia, Béti Assomo.El secretario permanente del CNS es el muy poderoso Ministro de Administración Territorial, el anglófono Paul Atanga Nji, cercano al director civil del gabinete y sobrino del presidente, Samuel Mvondo Ayolo, líder, en el séquito presidencial, de una línea dura contra los separatistas de la región anglófona.  El jefe de la inteligencia militar, Emile Bamkoui, también está al tanto, al igual que la Dirección General de Investigación Externa, encabezada por Maxime Eko Eko. Eko estuvo notablemente involucrado en las conversaciones entre los líderes secesionistas encarcelados y el gobierno. Por último, el contralmirante Joseph Fouda, asesor especial de Biya, sigue siendo decisivo en la toma de decisiones sobre el conflicto en la región anglófona..

El ejército bunkerizado…

Tres años después del comienzo de los disturbios iniciados por los movimientos independentistas contra el ejército camerunés, la situación en las provincias del noroeste y el suroeste sigue siendo crítica. Las poblaciones, que se consideran marginadas desde la independencia en 1960 y su vinculación con el Camerún francófono en 1961, son tan hostiles a las fuerzas armadas han de estar agrupadas en una única base en Bamanda, en la región noroccidental. Es desde allí desde donde todos los soldados salen para misiones de campo ad hoc en la zona.

Tras los incidentes de Ngarbuh, en el noroeste, donde unos 20 civiles murieron en enfrentamientos con el ejército, se planteó la posibilidad de abrir una nueva base para atravesar mejor la provincia. No se ha concretado hasta el momento. En Bamenda, el jefe es el general Nka Valère, que también está a cargo de la quinta región militar que abarca el noroeste y el oeste de Camerún. Valère es un militar experimentado, habiendo sido en el pasado el comandante de la 4ª región militar en el Extremo Norte, en el punto álgido de la lucha contra el grupo islamista Boko Haram del Estado de Borno, Nigeria.

Fuente: Africa Intelligence 18 de noviembre 2020.