Boletín de actualidad de Casa África dedicado a la actualidad en el continente africano con atención especial al Covid 19. 16 de septiembre 2020.

16/09/2020

#ÁfricaEsNoticia | Seguimiento especial | COVID19 en África

Seguimiento especial: COVID19 en África

DATOS OFICIALES DE LA UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS (WORLDOMETERS)

CASOS: 1.366.468 (+6.576 respecto a ayer)

FALLECIDOS: 33.126 (+277)

RECUPERADOS: 1.121.274 (+10.303)

PAÍSES MÁS AFECTADOS: Sudáfrica 651.521, Egipto 101.340, Marruecos 90.324, Etiopía 65.486, Nigeria 56.478, Argelia 48.734, Ghana 45.655, Kenia 36.301, Libia 24.144, Camerún 20.271, Costa de Marfil 19.100, Madagascar 15.803, Senegal 14.529, Zambia 13.819, Sudán 13.535, RDC 10.414, Guinea 10.111, Namibia 9.901, Gabón 8.654, Túnez 7.623, Zimbabue 7.576, Mauritania 7.319, Mozambique 5.713, Malaui 5.701.

CORONAVIRUS

  • En Brookings Institute“El programa inacabado de la financiación de la respuesta de África a COVID-19”. A medida que el verano se acaba, otra ola de infecciones por COVID-19 se avecina. Si bien los casos siguen bajo control en Camboya, Dinamarca, Mauricio y Marruecos, están aumentando en Etiopía y en algunas partes de los Estados Unidos. Las infecciones han aumentado tanto en Francia, Kenya y España que pueden ser inminentes nuevos cierres. En el Brasil y Sudáfrica, el pico puede estar aún por llegar. Pocos países están preparados para el amenazante otoño que se avecina. Esto es particularmente cierto en África, donde la respuesta de la salud pública y la economía no se ha acercado a la escala de la crisis de COVID-19. Hasta ahora, África ha informado de más de 1,3 millones de infecciones por COVID-19 y más de 30.000 muertes. Sin embargo, sólo 12 de los 54 países de África han realizado pruebas a más del 10 por ciento de su población. Y mientras que la transmisión en la comunidad aumenta, los esfuerzos de rastreo de contactos siguen siendo tentativos. Sin embargo, el cierre de las instalaciones le cuesta al continente más de 65.000 millones de dólares al mes. El Fondo Monetario Internacional espera ahora que la actividad económica en el África subsahariana se contraiga en un 3,2 por ciento este año.
  • En el Pulse de Nigeria, el Vicepresidente nigeriano Yemi Osinbajo ha alentado a los países africanos a aprovechar la aplicación del acuerdo de la Zona Continental de Libre Comercio de África (AfCFTA) para garantizar las negociaciones comerciales con el resto de los países sobre la base del acuerdo de libre comercio, en lugar de acuerdos respaldados por separado por los bloques económicos regionales. El Vicepresidente declaró esto en su discurso de apertura en la 61ª conferencia anual de la Sociedad Económica de Nigeria (NES) con el tema «La Zona Continental de Libre Comercio de África (AfCFTA) en la era posterior a COVID-19″: What Next for Nigeria?». Señalando que el AfCFTA es una guía para las decisiones sobre los planes económicos nacionales, el Vicepresidente dijo que «además de reducir la propagación del virus COVID-19 y mitigar su efecto en la economía nacional, Nigeria debe tener interés en promover un AfCFTA que catalice las cadenas de valor regionales, permita la libre circulación de las personas, atraiga inversiones y mejore el sistema continental de pagos».
  • En The Conversation Africaun texto sobre la necesidad de que sean los científicos africanos los que actúen para incrementar las capacidades investigadoras y las soluciones. “África soporta una carga desproporcionadamente alta de enfermedades de importancia mundial. Sin embargo, el continente se ha quedado atrás en la producción de conocimientos para hacer frente a sus problemas de salud. Hay varios factores que contribuyen a ello. Entre ellos figura la ausencia de una masa crítica de investigadores, incluso cuando existen focos de excelencia. Las vías de progresión de las personas en las carreras científicas son muy débiles. Los científicos tienen un acceso limitado a las publicaciones científicas y a los servicios de apoyo a la investigación. Y los legados del colonialismo, como las estructuras de financiación y publicación, siguen favoreciendo a los investigadores del Norte. Los problemas a que se enfrentan los investigadores en África pueden conducir a menudo a una «fuga de cerebros» y perpetuar los entornos de formación inadecuados. Se estima que uno de cada tres científicos africanos abandona el continente cada año.
  • En el Blog del Fondo Monetario Internacional, un artículo titulado “Trazando un camino para una recuperación resiliente en el África subsahariana”. Tomemos las crisis relacionadas con el clima, especialmente en el África subsahariana. Más que cualquier otra región, es vulnerable a estos fenómenos debido a su gran dependencia de la agricultura de secano y su limitada capacidad de adaptación a las crisis. Cada año, los medios de vida de millones de personas se ven amenazados por desastres inducidos por el clima. Mientras todos seguimos luchando contra la crisis de COVID-19, los encargados de la formulación de políticas también deben mirar hacia adelante. Los países deben asegurarse de que el vasto apoyo fiscal mundial desplegado para luchar contra la pandemia también sirva para construir un futuro más inteligente, más verde y más equitativo. En ningún lugar es eso más importante que en el África subsahariana. Es donde las necesidades son mayores y donde vive la población más joven del mundo, lo que hace más urgente actuar ahora para construir un futuro mejor. Juntos, debemos trazar el camino hacia una recuperación más resistente.
  • En Reuters, las condiciones de trabajo son tan malas para algunos médicos de Marruecos que se ocupan de un brote de coronavirus en aumento que han organizado protestas contra la falta de personal y las instalaciones mal equipadas
  • En Le MondeMadagascar enfermo por funerales fallidos. El confinamiento y el distanciamiento social afectaron en gran medida el altamente codificado ritual funerario.

MÁS ALLÁ DEL CORONAVIRUS. INFORMACIÓN SOBRE ÁFRICA

  • En Notimérica, el Parlamento Europeo ha aprobado una resolución en la que reclama a la UE que refuerce sus misiones militares en el Sahel, el Cuerno de África y África occidental, al tiempo que pide un nuevo enfoque para la región que se centre en atajar las causas de sus conflictos. La resolución ha recibido 427 votos a favor y 128 en contra, con 140 abstenciones. En ella se expresa la necesidad de que la UE refuerce sus misiones y operaciones en el continente africano ante el auge de los grupos terroristas, en particular en la zona del Sahel. Tras el golpe militar vivido en Malí la operación de adiestramiento de tropas, EUTM Mali, se encuentra suspendida, aunque la diplomacia europea ya ha subrayado su compromiso con el país y prosiga su actividad una vez se garantice la estabilidad. En este contexto, la iniciativa parlamentaria reclama a la UE un nuevo enfoque en materia de seguridad que pase por abordar las causas de los conflictos y erradicar la pobreza, al entender que son clave para lograr una estabilidad y paz sostenibles. Pone como ejemplo que el bloque europeo invierta en iniciativas de mediación, procesos de diálogo y reconciliación, herramientas que deben acompañar a otras medidas de seguridad.
  • En Efelos líderes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) accedieron a la petición de la junta militar que en agosto tomó el poder en Mali para una transición de 18 meses, en vez de un año, siempre que tanto el presidente como el primer ministro sean civiles. «Los jefes de Estado y Gobierno tomamos nota de que la duración de la transición política será de un máximo de 18 meses, empezando hoy 15 de septiembre de 2020», se extrae de un comunicado publicado por el organismo africano esta madrugada. Además, entre las decisiones acordadas el martes en Accra, durante la cumbre extraordinaria de líderes del bloque regional a la que asistió el jefe del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP, militar) de Mali, coronel Assimi Goita, también figura la exigencia, repetida en varias ocasiones, de que las dos cabezas de la transición sean civiles para todo el periodo que dure.
  • En Al-monitor se preguntan: “¿El fracaso de Francia en Malí significa una victoria para Turquía?” Aunque las afirmaciones sobre la participación de Turquía en el golpe de Malí parecen descabelladas, todavía se puede ver un conflicto de intereses entre Francia y Turquía sobre Malí. “El rápido acercamiento de Turquía a los golpistas de Malí ha suscitado dudas sobre si la rivalidad actual entre Turquía y Francia desempeñó un papel en el golpe militar de Malí que derrocó al presidente de ese país en agosto. En una visita a la antigua colonia francesa el 10 de septiembre, antes de que se asentara el polvo del golpe del 18 de agosto, el Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, se reunió con los miembros del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo creado por los golpistas”.
  • Más Mali: “El golpe de Estado en Malí y los fiascos de inteligencia de la CEDEAO, la Unión Africana, la ONU y Francia”. Un artículo en el sudafricano Daily Maverick. “Los militares de Malí podrían no haber dado un golpe de Estado si la CEDEAO o la UA hubieran mostrado más compromiso con una gobernanza eficaz en sus Estados miembros. ¿Y qué pasó con la recopilación de inteligencia en el regionalismo de seguridad africano? ¿Por qué la ONU o los franceses en Malí no captaron un indicio del golpe? ¿Qué pasó con el sistema de alerta temprana de la CEDEAO o la UA?”
  • En Le Mondeel exautócrata Moussa Traoré ha muerto. La muerte del ex general, que fue presidente de Mali de 1968 a 1991, se produce cuando el país acaba de experimentar su cuarto golpe de Estado desde la independencia.
  • En Barronsel periodista argelino Khaled Drareni fue encarcelado dos años en la apelación de ayer, según un abogado defensor, en un caso considerado como un barómetro de la libertad de prensa en el país norteafricano.»Dos años de prisión para Drareni. Vamos a apelar al Tribunal Supremo», dijo el abogado Mustapha Bouchachi. Aunque la condena de Drareni se redujo un año con respecto a la sentencia del mes de agosto, Reporteros sin Fronteras (RSF) ha condenado la sentencia.
  • En el New York Times, “las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos buscan autoridad para expandir la guerra con drones antiterroristas a Kenia”. El borrador de las normas para posibles ataques aéreos, elaborado tras un ataque del Shabab a una base en enero, es limitado y requeriría el consentimiento de Kenia. El Comando de África del ejército estadounidense está presionando a las nuevas autoridades para que lleven a cabo ataques armados con drones dirigidos a los combatientes del Shabab vinculados a Al Qaeda en partes del este de Kenia, ampliando potencialmente la zona de guerra a través de la frontera de sus santuarios en Somalia, según cuatro funcionarios estadounidenses.
  • En The Conversation Africa“Por qué los países extranjeros están luchando por establecer bases militares en África”. Varios gobiernos africanos están albergando bases militares extranjeras. Ello a pesar de la constante preocupación del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA) por la proliferación de bases militares extranjeras en el continente. La UA también está preocupada por su incapacidad para vigilar el movimiento de armas hacia y desde estas bases militares. No obstante, una serie de acuerdos bilaterales entre los Estados miembros de la Unión Africana y las potencias extranjeras subyacen a la proliferación de fuerzas militares extranjeras en todo el continente. Por lo menos 13 potencias extranjeras tienen una presencia militar sustancial en el continente. Los EE.UU. y Francia están en la vanguardia de la realización de operaciones en suelo africano.
  • En Reutersel ejército mozambiqueño ha condenado la aparente ejecución de una mujer desnuda por hombres vestidos con uniformes militares, que se muestra en el vídeo, donde se la golpea con un palo antes de dispararle por la espalda mientras intenta huir.
  • En el think tank ISS, analizan la relación euroafricana: “Europa y África en una encrucijada”. Ambas partes quieren una asociación estratégica menos centrada en la ayuda, pero ¿puede convertirse esto en algo más que una simple ilusión? En el último decenio, la Unión Africana (UA) ha mostrado una creciente ambición en las relaciones internacionales. La Comisión de la UA ha tratado de estructurar las relaciones con los asociados estratégicos para coordinar y armonizar sus intervenciones con las prioridades africanas definidas en el Programa 2063. Si bien es prematuro hablar de una política exterior de la UA, el marco de reforma de la UA refleja el papel de la organización en las relaciones de África con el mundo exterior, incluida la Unión Europea (UE). Pero, ¿pueden los estados africanos considerar una relación UE-África más allá de la ayuda? ¿Y son capaces de crear un consenso suficiente para acordar políticas importantes? La crisis de COVID-19 ha puesto de manifiesto muchas vulnerabilidades a ambos lados del Mediterráneo, donde la deuda se utilizó como instrumento para hacer frente a los efectos socioeconómicos de la pandemia. Las políticas diseñadas para rescatar las economías han roto muchos tabúes. Esto ofrece la oportunidad de transformar el viejo paradigma de las relaciones entre donantes y receptores en un nuevo modelo de la Unión Africana y la Unión Europea. Las frecuentes solicitudes de acceso a financiación adicional privan a los Estados africanos de un recurso material y simbólico para negociar en pie de igualdad.
  • En PerfilÁfrica paga muy cara la lucha contra el cambio climático. Para adaptarse al cambio climático, el continente tendría que invertir cincuenta veces lo que precisa este año para luchar contra el coronavirus.
  • En Ambientumlas herramientas de GPS tienen el potencial de documentar la tierra de millones de agricultores de subsistencia en toda el África subsahariana, protegiéndolos así de posibles tomas de tierras y eliminando una barrera importante para el desarrollo económico de la región. Munidos de tabletas o teléfonos inteligentes con GPS, ONGs locales e internacionales y gobiernos africanos están mapeando las líneas de propiedad de todo, desde granjas de almejas en Ghana hasta campos de algodón en Zambia. El financiamiento para este trabajo proviene de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID en sus siglas en inglés), el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID) y los tesoros nacionales.
  • En Reuters“La ex primera dama de Gambia, Zineb Jammeh, sufre las sanciones de EE.UU.”. Zineb Jammeh, la esposa del ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh, ha sido objeto de sanciones estadounidenses por su papel en el saqueo económico del diminuto condado de África Occidental durante el gobierno de su esposo, que duró 22 años, dijo el martes el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Yahya Jammeh robó al menos 50 millones de dólares de fondos estatales durante un mandato despótico que terminó en 2017 cuando se vio obligado a exiliarse tras perder las elecciones, según el Ministerio de Justicia de Gambia.​
  • En Al Jazeera, el lunes, el máximo tribunal de Costa de Marfil despejó el camino para que el presidente Alassane Ouattara buscara un polémico tercer mandato, mientras que las protestas se tornaron violentas en varias ciudades y creció el temor de que se repitiera el conflicto que se cobró 3.000 vidas en el país de África Occidental hace una década. El Consejo Constitucional también prohibió al ex presidente Laurent Gbagbo y al ex líder rebelde convertido en primer ministro Guillaume Soro presentarse a las elecciones presidenciales del mes próximo. El Consejo aprobó sólo cuatro de los 44 candidatos para las elecciones presidenciales del 31 de octubre. Los otros candidatos aprobados fueron el ex presidente Henri Konan Bedie, del partido históricamente dominante PDCI, el ex primer ministro de Gbagbo, Pascal Affi N’Guessan, y Kouadio Konan Bertin, un disidente del partido de Bedie. Le Monde informa de que, a continuación de la validación de la candidatura de Ouattara, tuvieron lugar escaramuzas, ayer, en varias localidades, entre ellas Bonoua (sudeste), ciudad de la ex primera dama Simone Gbagbo, o en el oeste en Guiglo, Bangolo, Facobly y Duékoué. Los temores de que se produzcan actos de violencia mortales en el período previo a las elecciones del 31 de octubre son elevados. Las autoridades de Costa de Marfil prorrogaron el martes «hasta el 30 de septiembre la medida de suspensión de las marchas y sentadas en todo el país»BBC habla de los cuatro candidatos autorizados a presentarse a las elecciones.
  • En Africa News, según un informe publicado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) de las Naciones Unidas, poco más de dos millones de personas, es decir, alrededor de la mitad de la población de la República Centroafricana, viven en un estado de aguda inseguridad alimentaria.
  • En IPSun texto sobre preservar la seguridad alimentaria en las zonas urbanas de África.
  • En Barronsel juicio del depuesto hombre fuerte de Sudán, Omar al-Bashir, por su papel en el golpe militar de 1989 que lo llevó al poder, fue aplazado hasta el 22 de septiembre, dijo ayer el juez.
  • En Africa Radio, Amnistía Internacional y cinco ONG internacionales pidieron el martes la «liberación inmediata» de tres defensores de los derechos humanos que llevan seis meses detenidos en Níger tras las manifestaciones de protesta por la sobrecarga y la falta de entrega de equipos al ejército.
  • También en Africa Radio, el ex presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila Kabange, volvió a la escena pública, sentándose por primera vez en el Senado ayer con motivo del regreso al Parlamento, en un contexto de tensiones dentro de la coalición gobernante.

http://www.casafrica.es/detalles-notas-prensa.jsp?DS13.PROID=918626