Benín vive jornada legislativa con participación de la oposición. rfi

Asamblea Nacional de Benín en Porto-Novo, en mayo de 2019. (imagen ilustrativa) AFP – PROSPER DAGNITCHE

El día de las elecciones legislativas en Benín, después de cuatro años sin autorización para postularse, la oposición participa en la votación. La CEDEAO envió 40 observadores para garantizar el buen desarrollo de las elecciones.

Por Rodolphe de Oliveira

Después de dos elecciones legislativas en las que sólo se permitió la candidatura de dos movimientos leales al Presidente Patrice Talon, los 6,6 millones de benineers podrán decidir los 109 diputados que representarán al país. Las elecciones se han caracterizado por detenciones arbitrarias de opositores y periodistas, cortes de Internet y violencia en torno a los colegios electorales.

Este año, tres partidos políticos de oposición se encuentran entre los siete partidos registrados para este sufragio, aunque muchas de las figuras de la oposición están en el exilio o en prisión.

8.000 colegios electorales darán la bienvenida a los votantes que elegirán a sus diputados sobre la base de la representación proporcional. Los partidos con al menos el 10% de los votos compartirán los 109 escaños en el parlamento. Se elegirá a una mujer por circunscripción, lo que elevará el número de mujeres miembros a por lo menos 24.

Esta elección será crucial para la continuación del proceso democrático en el país, ya que el mandato de los siete miembros de la Corte Constitucional terminará este año y cuatro miembros de la Corte son nombrados por los miembros mientras que los tres restantes por el Presidente de la República, Patrice Talon.

Benín vive jornada legislativa con partido de oposición (rfi.fr)