Ante la muerte de Ismael Nguí. Paysa Eló Ayeto

ante-la-muerte-de-eyi

Ismael NGUÍ,de 17 años de edad, natural de HACIENDA, Mongomo, padre de un niño y, con una novia embarazada , muere a manos de su vecino Rady, más conocido como SEGESA (por suministrar luz de manera ilegal a los vecinos) , al sorprenderlo robando en su casa a las cuatro de la madruga del domingo,13 de los corrientes.

La banda que estaba compuesta por tres jóvenes: Ismael NGUÍ (el fallecido), Extraño, más conocido como VER-SACHE, retenido en la Comisaria Genera l(Guantánamo) y Oscar ,también recluido.

La muerte del joven Ismael NGUÍ reabre el debate recurrente: ¿Puede uno tomar la justicia por su propia mano? Algunos sostienen que sí dado que lo dice el Jefe de Estado y del Gobierno, Presidente Fundador del gran movimiento de masas y su palabra es LEY. Cosa que, sin duda, es falsa…

Los discursos populistas  son tendenciosos y se comportan como un arma de doble filo. .Insinuaciones como esa, que forman parte del discurso populista, carecen de todo sentido. Pretenden ser la ley y favorecen la tendencia a “matar porque lo digo YO”.

La muerte de Ismael NGUÍ, un adolescente de 17 años de edad es una vergüenza colectiva. Vamos enlazando una vergüenza tras otra.  Vergüenza por ejemplo por la muerte de Santiago BEE, la ilegalización de C.I, las pasadas elecciones municipales y legislativas, los incidentes de Akonibe y, los vídeos de la vergüenza que circulan por las redes sociales: la agresión a una joven con problemas de salud en Rebola y, la ignominia de la cárcel pública de Bata, un resumen gráfico del fracaso de una gestión de más de 50 años como país independiente.

Ismael NGUÍ, discriminado y victima de de un régimen que se lo negó todo, ha muerto cuando tenía toda la vida por delante.

En un contexto como el descrito llama poderosamente la atención que, una institución presidiada por el Jefe de Estado español  hasta hace bien poco (hoy rey emérito), el Real Fórum de Alta Dirección de España se dirija al presidente guineano para premiarle con el  “Master de Oro” por su “excelente gestión”.

¿En qué datos se basa ese calificativo de “excelente”? Según la agencia de la ONU (PNUD): “El índice de desarrollo humano (IDH) en Guinea Ecuatorial en 2015 fue 0,592 puntos, lo que supone una mejora respecto a 2014, en el que se situó en 0,582”. El IDH es un importante indicador del desarrollo humano que elabora cada año Naciones Unidas. Se trata de un indicador que, a diferencia de los que se utilizaban anteriormente que medían el desarrollo económico de un país, analiza la salud, la educación y los ingresos. Si ordenamos los países en función de su Índice de desarrollo humano, Guinea Ecuatorial se encuentra en el puesto 136, es decir, sus habitantes están en un mal lugar dentro del ranking de desarrollo humano (IDH).

El IDH, tiene en cuenta tres variables: vida larga y saludable, conocimientos y nivel de vida digno. Por lo tanto, influyen,  entre otros, el hecho de que la esperanza de vida en Guinea Ecuatorial esté en 57,43 años, su tasa de mortalidad en el 10,34‰ y su renta per cápita sea de 9.326 € euros.

Guinea Ecuatorial – Índice de Desarrollo Humano

Fecha           IDH         Ranking IDH

2015            0,592               135º

2014           0,582               138º

2013            0,582               144º

2012           0,586               141º

2011           0,583                 140º

2010          0,580                  139º

2009         0,589                 130º

2008          0,590                 129º

2007          0,592                 124º

2006          0,587                124º

2005         0,569                 127º

2004        0,563                 124º

2003      0,553                 122º

2002       0,554                 118º

2001       0,542                 120º

2000       0,527                118º”

¿Son estos unos datos “excelentes? ¿No los conoce el Jefe del Estado español? ¿Cuales son los criterios por los que se otorgan estos reconocimientos?  La respuesta es fácil: con más de setecientos millones de dólares en su cuenta corriente,  según la revista Gorbes (2008), cualquier se acuesta como dictador y desayuna con supuestos demócratas como son los integrantes de este Forum de Alta Dirección…

Es  un insulto a la inteligencia. Durante más de cuatro décadas de gestión pública ha sido incapaz de proveer a su pueblo de una infraestructura sanitaria, educativa y de servicios mínima. La ausencia de políticas de empleo están detrás del la muerte de Ismael NGUÍ.

En estos casos hay que preguntarse ¿quién corrompe a quién?¿quién es más responsable , el corrupto o el corruptor? Hay casos, como el de OBIANG NGUEMA MBASOGO, en los que no cabe argumentar igonorancia.

Ismael NGUÍ, una víctima más del sistema al que se premia. Descanse en Paz,  hijo.

La imagen puede contener: habitación, tabla e interior