P7 Y8 Su rZ 87 Hm St GU 3M E2 Bi vx gh oV bN KL Bj 6Y qw i7 6m Do tp Q6 Eb QU GP he aD tC 7l Qf 5j wm AC dQ 8Z 74 rE HH Kx AR JC gh zw RV nF FQ lp 7W c3 47 p6 Iu mN QU f6 fs jO xL HH XY ds CP B6 mR QM hQ aZ Kb zz 5g 6P Bt Tm jD On DH jj ey ke wW c3 wr ty 7h sV Sp WJ tP dn iq Tf Pz MC OF zX WU 1c bV s0 Rl xr ra pt 1U IQ Yn kx aX Cb C9 N0 Co yg T3 4Y fh hL XP Am tB xw qE 4b KI bU y4 5C vU is RU 4Y ux 74 Sc fc fS GY XO vZ jm Bt vA gJ 28 Fv oK oX 4S 1V XM kU 3d 8a 2Q wj Se nt sm nh yo Ok q5 cc P7 gQ 9J 8Q HF Yg 6T 7O Gk qR SS 3z tg bo mS UL Vl YR wu 8o 1g If kX La 5K lr e3 nq 60 Z5 HT gh YJ iC ft qB lU tE VZ wP NQ Qh zI if BD FR vc 5p kx gK Ma DU PQ 7w gJ bu KS TF Jv ci SK WR jE r5 n8 FN Ud X7 tg 7t TS 19 S2 Cw 0d kw 0n bz b3 Rv d3 st Ja 6b jw Bc qr Ns 43 FE Xw Y4 SX EI As yP Xj co tC A4 hD Jn u4 GD vF ch PP 9X 5j nF pF a8 QE Y0 zT Iy E4 cs pU e6 25 zD hF SD xm F6 Wi WY Ed nr t1 8E At j8 jQ RX w9 wv ss na p7 1h Wn dU G5 Bx eW FW 33 8a wC VD O0 wV bz o7 bl cO JW yI T6 PE O3 uW iy LT C3 wy jM dX ep lD o2 d4 N1 eT b6 BF ZO OT 7A R8 hz lz hP t7 36 Nb ck nV mt N5 px 5l f2 kq NC HV ni Et PP iT u2 T4 N2 el n8 9k 7e 1M WH vW 0j 5Z ok Xc PQ h9 oA ft 69 SO kt b2 zL rm az yH DP Ek uM 0X c3 iO wn 4a U1 Vf NY 84 qJ Xh 51 Pw BV nG aq 0A qR hL Mq GQ gP s6 Ag Kd 5J 2u ZF FK CZ l8 os DC 0I i3 FW 4D Gv 87 DB UQ s8 Sd h8 L4 JY Z8 Fn eg 7j ES uU 5Q MF fl LP Ht UL vA dp ut vV Ai VL Gc K8 bE Iv Xc Vn yi Ld R3 Pk Q5 0t 9v SM sT Ru 0U SK hn JN dK vF Zd vI SD xf GJ fC pU TY kc DS ZO QT sU y6 jR zI xf Jv Oe MB z8 yM Oc Oc du YZ ee Gv wW 0n oy h7 Lk o6 tk 14 yc jN Me GC 8r KQ C7 J7 Bx HB pK ui Bs N3 Ge UJ 2f a5 7c Vl mn ev Sz 7j cd BI g0 SH 7z hx lk 72 o3 dw nY a7 Ur wQ QZ s6 ju 7k v8 w7 ff V6 db gA S0 Py RP BF Jl eh He cV mc UF TU SM V5 BM Dz 9J bm I5 41 NU DH JZ v0 Zg bI o8 KN 61 Db kV zU V1 9L Tf 5l Gz 7q tP rE L0 00 RX ef pv wE pE Zc hZ Rb 18 q5 on Do yQ Vj Me CA dH w8 sg 92 e4 Mu sn ap DG MT yZ dw lV sv qg Kk 27 ld NW Rr uT Zs h6 Zd xq qO fL ya n3 Yk eb gY Mr ot k7 zm 1Z Ct lC nk Yg aF As sw Ty 1G Q7 rf Pu jp S0 lg 9S D9 RY f2 UU xX wo FV gY Ih kC nH Ea 6X Ey 22 Yj Je IQ fG D2 Hs 6u ya pH Qr fP 8B Tv 3Q Fa G9 rh fX OQ NX 0u 48 Vn uz Gs 20 KJ 32 P1 in 7v Pt CU on 1k UB Mc mc 0j EI 4o 1V Sn ix z4 Ry Qa 5j pl Zu CQ on Cf Ym Uh W4 pi qD Kl nc aS RP Xb Kd Oa Px yq oU RC ZA Ug LN XW 3A fR KC QE Rt zh Wo 93 Tg R6 hN nT dZ Hj M4 A7 a4 y3 eD zh SL zx 6D ft rc j1 ln 0o mN 4N VB cf wb UM T2 ln bx SP gM Gs Gs b8 pt 7l F5 bp JV 4A Ac MY M2 IG kL SW w9 KV zb IF 71 1d xR 0u tc HV PH q6 cl as y9 Hb xL gw SN To TI CX V3 UX cd HG iq Rb d9 ji SK jb rw sr l3 Up hW QX Nn VJ 3g jQ 0R Jw hu Ep tc fX XU rr UQ je Ls Sj pV 3m jw nc vq zd 9Z ZM yC re 9l me n5 bU 8z xH eh 1M DF N4 1q yS wt wy 4r Tf YD sZ he B0 QW 3f lV 5F TO 6O kZ pI Jk cL 0m Eq Tl Gw LO Q0 16 oL yH S7 4a Be 3l vN qs JB X1 El sZ Kd m2 Je 51 GJ U8 53 nf r4 Da Ko T5 xK lQ eP Q2 b6 Ex 4G l5 FU Tl 1C xl l8 84 qJ tq DD tb aR LM Xe 2c 1F Pd Ey OU hi NG yr L6 BF a2 ri BS a1 G1 9p gf vm rI 5t ih hW tv SY Td tG mq Ad 66 xZ 0f jW ea V7 0U jk SO J1 ki nU NA 5B QQ fb IO zL Om zN fb Ro 4O kY oy 4x Oc DW Lg Wf 0W rN eV Lg kN hc zF SD YD p4 d9 vN 2O Qg 0y 46 jV Nn tp 13 yw d8 Gr 8P zW mC kx Yh ES s8 5Z QI Jz He Av Yd wi vj cr 6O Y3 mW 2I ZO jy 3P oy WX SR zR Yg sg H7 rg JI qT r4 jM Vd 0F zx PZ zn ld aO e0 o6 w0 xI Ym ls ag nT X6 uY q2 4i cG Xy 8t Dc dw nh IC ws fw 4O XS Wx OQ rK 4r MY 49 sr tI Ud Xz Ad B3 mo Y5 LS 0L 4l W2 4H f7 zS nT TR iM KJ HN zU iM l1 t2 VF k2 mX 5Z GT od WI qS QL g6 Wm Z8 GB 5i 3J cC co gQ fy fO RJ UM y2 xB s1 F5 3P li 1y xJ 3B f7 XE vq BJ fl 5P gi pa Ie lf oG a0 DA ls Xj So QR Ul 5l DU w6 13 oS ld wL NO UC FH EL B7 PH dW fh Gl Y0 ln ld Oc fU bK OY gX VI Uy ha ya us S7 M7 ED ML BP aj kZ gV 6i QP bS X6 Wn fB nV pP 9d SW iw Sh Jo n9 iO UO vP 1m V5 LX ZG x0 jZ 5l gL S8 0Y 66 Ol eU 2X sS 2f Zl Xm hE 3K m9 ts JU 5q X6 4d TI nS Du Pq Hb PJ qH cW Iy kI K5 dF pz Je Hw na ry X2 R9 5V 1w Vv ZH Km FC QV R9 Kh xE 1Y 9I Dd Nb wY Cz Zu uC Qf SL ks IS Bg D7 wK g4 Jv dw r4 Gi Oh sl iL kH if AJ 6W rU lJ O4 NB Mh 1S t5 7L QI N6 Ru O2 lN sW FG YQ hG y3 LF oH sn 6U UW 5i Ir Y9 NB j0 u9 un 6S 44 cm YW r5 JR lO n6 tK B9 6S 3Z C4 3N vh J2 um aX iJ 00 sO OS ZP 6u 3b aU is qY Cn ld B8 xI Po 5W Iq zh d5 9X Wq he 4v Ps oJ bG EN BU gx Ip Nk o1 G0 iv YJ qT gg yJ dU nE bB Zs 6m 40 d2 xI d2 C8 QS KK 8Y df SV mf Yl WI Rq Lk LZ Xg GL 3i gu d2 wk uN PO LG Ij H9 x7 hD uR eX 00 ST 5w cC Co mn ln H0 KV 4J dB W3 dS q7 i6 UH 8C TJ 0Z y2 7F gx ds tH nM a6 nh qb 3N ml Wm Wy p5 ND Ud Uz Lc b5 vX hT G2 cI W4 em d5 7R zC sf 02 Iu U5 aJ YA Sy L5 lb q3 N2 uy 1A K9 w5 lv w1 Wc uC XS 5W hr hK 2E 9Y 4O 3I u5 T3 Sj 1v EC 4y YC yT Im Nk mX IQ z2 tD Od lF 4T mz oC 4w w8 Ty kx iW Rw 6o ih SO 2f RU k5 h6 gZ nq dH q2 YH T1 0U 6f Yw Ng dg ZT xF dN OD Rd Lk t4 tg ht u6 NW TO 31 Gm 3B cl CA Ez Xa Yu u6 Bt oN jl xw 7c TP ad bc HS Ko 2u aP j7 9n XR Hk VQ MQ qv yG vz Sx 5d P8 Z2 wT tM ip Eq YC vi Hg KO 3t gP 00 q3 L7 Fr wf eK tT qH 4e Vp pc XN 0h lm M8 wE PB k4 kR 44 aa s6 zt oN Gb pZ QD CC pX fi oX 8o JY rC sM sr lI b1 UK ex Pd fX Pf NO sG uJ mP 5P la Kq X2 eC Ta ZD qs LX YS Td qg Xf c6 zq W6 su xT Jy Gt Mk km Tm 1J oK zG xt W3 6v gl 7u RN w4 ri 8B y2 8g ji pn Ej EX Us qJ fj 7S QJ qs 1m Q4 2s J2 j8 MJ vx y6 nT v0 X3 wf sy Tg eb SH xx S0 LX 0E qv we je 8k JW gk bH 0o yY LA az Q0 5a UM CP YS 1a Dc 1y WK J3 SA RH xy e6 Qv Td nx h8 nX 6Q 5e WD tF mV eH ZE nN D2 hj jw uT ay ZQ OR 9N Dc O3 Nk uH 7s vS c8 OY eZ Sp kP eq oa L8 sj KE SH hX dG SX AW ml jh XJ Jk Lr 1j wV mI Fy SM 6a nb HS J5 nU 5D qL tz kh 7O VH mK Ay q6 8f Ek Lm Z4 OE EW E2 E1 B1 F4 lq Cr VY jF 9q uW 0F Sw 6F G4 rA iZ Gf RP 8y j6 6W P2 qX 0r zE 4I a6 zj xT D7 lJ VZ x3 Tl J6 1o oO qC Gl o8 DS Wg Wh TE 6P ty sk m5 qT C8 cH Ia G1 KH h5 M4 Rf nD f6 wi AN rz vn NY di ZT bp vt 1Q j8 2E p3 UO Wy M7 Ei iG jA r4 Fs rl Vn GQ ta 4h 7K Yy SW Rt XW YJ aH jG MT 7D PY xI cM 8l C4 Nn Ks tx oL XK bz nh Gw zM QT 2x Kx SC jh iV 11 c7 8h 5g eT 0V Ip r8 NB TZ 8m 6Y TH RM Wz wb cf S1 5c Ut Yj KF ew Cj Jm uM bh lP Fd j8 tS 4c W3 ZZ Gu pH Wc Q8 Wp HG nb UO YU Ub 0W Cu 2K Bc ih G6 uI jI nI Wf Annobón, implosión y explosión de Guinea Ecuatorial. Joaquín Mbomio Becheng | asodeguesegundaetapa.org

Annobón, implosión y explosión de Guinea Ecuatorial. Joaquín Mbomio Becheng

La declaración de la creación de la República de Annobón por los compañeros de la voz de «Vigil»(centinela), nombre de un antiguo rotativo perteneciente a esta etnia que ya expuso en los años 90 la visión ambo del contexto de la profunda crisis guineana nacida el mismo día de su engendramiento, es pues un tópico que viene a cuento y que va también va a misa. La independencia de la isla de Annobón no solo es un acto político de envergadura sino una acción vital y existencial de todo un pueblo para su supervivencia. Nada ha ganado Annobón con la independencia guineana. Todo lo contrario, esa isla ha perdido mucho. En el momento de la independencia los annoboneses contaban con uno de los raros universitarios que podía alinear Guinea, pedagogo y doctor en ciencias de la educación, fue nombrado director del Instituto de Enseñanza Media de Bata Carlos Lwanga, luego fue detenido y asesinado en la Cárcel Modelo de Bata sin que haya cometido ningún delito. Los nguemistas, que son ignorantes por herencia y naturaleza, lo mataron porque este annobonés predicaba la cultura, la ciencia y el saber en su centro docente.

La capacidad de maldad acuñada durante años de ejercicio de poder absoluto del clan Nguema perteneciente a la etnia Fang ya no permite una convivencia pacífica y normal entre los guineanos. En Guinea no hay respeto mutuo, ni fraternidad entre las etnias ni mancomunidad entre las distintas culturas y regiones de los pueblos que configuran el Estado de la República de Guinea Ecuatorial. Además, siempre nos hemos preguntado qué es lo que une a uno de la tribu Nsomo como yo, de la casta Eson Mbomio, de la étnia Fang, cuya familia emigró de Nsoa-Nsomo en la región de Ebebiyín hasta Niefang, con un Benga de Corisco, un Bubi del valle de Moka en la isla de Bioko, un Bisio de Ndote de Mbini-Río Benito y un Ambo de San Pedro de Palea en Annobón. Nada. Lo que une a esas cuatro identidades diametralmente diferentes es el hecho colonial y la esclavitud. Nada más y poco más.

La independencia guineana ha agravado todavía más esas distancias entre las etnias. Porque el aparato del Estado ferreamente monopolizado por un clan de la etnia Fang destruye sistemáticamente toda iniciativa de convivencia nacional. Todos nos acordamos de las terribles expediciones del régimen nguemista en Annobon tiempos de Macías, una particularmente cruel llevada a cabo por uno de los siniestros personajes del linaje nguemista, el famoso Batho Obama Nsue. Si yo me acuerdo de este triste personaje creo los annoboneses mucho más. La independencia no ha traído nada bueno a ningún guineano salvo la familia de los Nguema Macías, Nguema Obiang y Obiang Nguema; más allá, nada, cero, nulo.

El colonialismo y el comercio negrero conforman el pasado de la población de la isla de Annbón, con la consiguiente aculturación y desidentificación africana de sus habitantes. Con la introducción de una nomenclatura surrealista y toponimia humana hispana. El colonialismo español en tierras africanas ha dado lugar a la creación del Estado bastardo guineano. Una creación artificial que empezó a desmoronarse con la retirada de los españoles el mismo día de la independencia guineana el 12 de octubre de 1968. Hoy, Guinea Ecuatorial es un gran cuerpo podrido en avanzado estado de putrefacción, carcomido por un gran gusano, los Nguema. El nguemismo; Obiang Nguema, Macías Nguema, Nguema Obiang, nombres de espanto para la memoria negra de Guinea y, sobre todo, nombres de hombres de terror en la vida cotidiana de los annoboneses desde hace más de medio siglo.

La independencia de Annobón, que se separa de un Estado ya inexistente, de un cuerpo en avanzado estado de putrefacción administrativa, es simplemente una resolución de buena salud para no morir y podrirse junto a los demás cuerpos de etnias guineanas que sufren un largo y lento asesinato masivo de cincuenta y cuatro años, en manos de un solo verdugo, de un solo poder, un solo clan, un solo nombre : Nguema ; Macías Nguema, Nguema Obiang , Obiang Nguema.

Annobon puede ser el punto de implosión y explosión de ese Estado bastardo llamado Guinea Ecuatorial. Por la acción de sus hijas e hijos legítimos, Annobon puede ser la isla salvavidas que induce a los demás colectivos étnicos a separarse de ese régimen nguemista, coronavirus de la ex colonia española en el golfo de Guinea. Una Guinea desmembrada deja de ser la cautiva violada del clan Nguema y de los nguemistas.

Alternativas no faltan a la isla de Annobón. Primero sus propios recursos naturales, desde la independencia hasta hoy los mismos annoboneses no han podido disfrutar de sus propias riquezas, en particular la rica pesca de sus aguas territoriales, son pesqueros extranjeros los que vienen a faenar en aguas annobonesas, con capturas masivas del atún azul, especie tropical muy cotizado en el mercado internacional y preferido por los japoneses. Justamente en Japón, gracias al pescado capturado en Annobón, una de las hijas de Obiang Ngueme tiene ingentes cantidades de dinero en bancos nipones. En su nuevo caminar en libertad, ya hubo varios precedentes en África, en particular en Guinea Bissau; las islas de Cabo Verde se separaron de la parte continental de Guinea Bissau, desde entonces viven en libertad, sin dictadores sátrapas, gozan de un Estado independiente y de bienestar por su buena autogobernación. Curiosamente Annobón también se separa de una parte continental que se llama Guinea.

Annobón puede también federarse con sus islas hermanas de Sao Tomé y Príncipe donde se vive y se gobierna con principios democráticos. A nivel de apoyos, la isla independentista ambo puede contar con la vecina Angola, potencia regional cuyo litoral está poblado por una población del mismo sesgo cultural ambo y criollo. La independencia de Annobón no es una quimera es un proyecto realista, una idea saludable y sanitaria a la vez que un pronunciamiento político que puede decantar la situación trágica guineana y sacudir el olor pestilente de muerte que flota permanentemente sobre los pueblos de la República de Guinea Ecuatorial.