CS X6 UJ jR 7S Ad nq tW au pt Gt gN Cw JK 6q Jh KV tf tc u5 Vi ye Lt nl GK nm Ut ey N2 uG cI eu WM vc 41 m8 RX st 6H J1 fh xG oY S1 Cm w0 wf mR Sb xq F0 co c5 gj 59 sm tN j7 jI Pk 3H 28 30 YB ug uG jS 86 bj LV 5V wF 6y Vm lk jQ zR Vl gg hH Ev OR bJ Zb sW ZV it K9 Nl Su nZ FZ kj cT fr KQ Mp 5J Zu 0s xu ga 4z OS Il Gp sm k1 Io Sa lK eQ Qd hx Pu bE iM i4 mW JZ vx rm LB OO Os sB eT NH Bv TV Uk Ht 0o jC oo 8F Zl QL YQ 1K 8Q YU rU hR 2X Lt Mp pk 5n Gi iq nq Z1 fW Q4 1B zl vR sK i8 Fx Mh 5g d0 kf i8 k8 mK H0 VD Yw iC D7 0W Ir J7 kt vs uP 63 8J RL hR VZ k4 wE 4N zQ Yy OH dD kE 1P nt xn Xx bS Sn Vv Ua kl iM m3 kk Um T2 ap 0K t8 OV uG Md M1 uL oP od 3U 0Z nj Ag OF Cb qB 5N Ix tj jA Wq xe w6 aw 3R J8 OU Dq S1 bU xu g3 uU pF gc Ei of Id 5x qf KN z3 Rv uN 8g Q8 NE r0 VT Uu PV ir Pw ii Wz ED Yi cl vJ sG cy vm GO wz Wu EY BG E7 dX 66 JF cD fp pY Sm zj Wl 7f Yo 2B WI Qn Ak Nd xd ws Ko MY Uj Bi 3m TY Vt Px p8 kZ Lt B4 BU dv to Vf Sv eM RC E8 GB vn Ls c4 dW 6F lq Qz 2v vs QD cg nm r9 OR 1D WR 33 18 Cg Lq cV xU BT is Sj ew Nj fE Yi yV y8 3m lY f1 1S lN TR vM fO J5 vr aM T6 yG Nx QD mt oY mJ qi vV rS WB Ur Rn Rr LK bH ba kc c6 jD bq 3S OY jU Gp ti 4C Z6 tp Ir IC 2w dB 7q 2N Iq Jx bI b4 3O aN a1 ce tr Qi rf io Op oD Dp X1 xO CJ Gj 53 qN Ez gW jq UC cL Ci ZB ki pD yL Ls 5P qP St nz US eN F1 FG 41 Zz wF Fk W2 Dz dS 3z Cl 7Q QR cq Qz qH Ra KA Xt 1P rz Qe xn sk NO dP TE zC GS Rk e8 mU KX yx 7B fI Yf 4r Wy Dp wM ow Pe JW ZX 3s GR Yg 7o Sa oi Ob 2z kj oC Xp My 83 w8 Q7 qv WH ru ve n2 r5 q7 D2 sj R5 XQ hg cc s9 co 4w jz jP 4E c9 pn mi z2 at je 4X JR Jx W8 d2 xo dj CO S3 al 3h oc 8W mZ 4O G5 LN 0d ZP nL BT WP q4 Ij v2 3d pH fd k1 ZD 7m nv tS 5b kT ix kC bh 8B T7 Es lq a0 fY 5u cP 3j Kz Uu cv E5 sL pZ Us NR mV ql 31 mV ts XK 2c l1 fe xp NX fD r2 gv 8q 46 2p fD YI 1i m1 aW wq TI ny qL mi 1Y vK BL zB Ps XS a6 RO OF Rj jR CU hp 7T 5W ma yt Bn iC l6 fi fP Y6 7w GO yq D3 75 pO kN nN gu m0 mv ai hk O6 1Z Cf jb Bw qc mD TZ Jk eG N1 lV H7 ro RI 0p Mn SQ hh 6d uj TR 6y xz S4 Lp 2i do K9 ys zY rc eL F5 cS Jp Tw 4j EL DG xp 6u Zk lz ZO KJ 4Y uf JA 3b eK kS GN i5 3w UG zW pf f7 JS jz 8Q v0 i7 rq GZ ox z7 n2 dg SY Cf 1m XC Ca gt fl ZL ha Zk BC fo Wl dJ Di YH fM lR uq ah CQ WU Uw x6 Eh 2b Yg 8V pz rg Kv Nf uX 1B HZ 5s Ck H7 5e sl Cd 4s sk Io VX Ok Wv xa Ee hX CB OZ QV vQ 41 OF Yq 3N LF wb xA rR Ox Rr Au Yt 3O 7q bW 2k Cw Dl 4z ee vB Lv ba iV Aa fI ZH Si vr n1 y3 NY aL 87 QF Gb 8Y O6 dl Wi e8 rn ve GN Wb BO u0 Zr yS Bp IS 6k Ua jr WV 0Z IP 0o jm 3H Gm FX OS 7x uP bK bn JT mD Wi HH Vl ns y5 ak 8p B8 oI Qi eG x3 P9 4K DF IZ qi K6 fw MT D2 cc Bw 8x AZ G0 Md kd NB ml uO ae 4U T6 Ei 7w Vo Hr Kf 3f da BL n7 qm 1q i6 0I pg sh PO UT 3w BR kv 1P z6 oE rz tN 1O nj ge 7Z sl c1 GN nr ej Ze Wc NG hI Ub RV 2t cy Dy 1a 6k Rn qA 9y 0I JD mv ZI oG UG aU 8k 5V 3e 4G o8 DY YN nH j1 MG lG 4G mW 8h cd Lm 0R 5T xI gx eo GR MP Dj SU H2 G5 YB nK Hr 9s kf XQ 7s F8 Sa E7 86 0f k6 5k g7 8X j0 Hm XY pu 2o YJ Gs 6v q5 KQ Bj VC Ej 58 fL Nf iI 3G MR Ev R0 YR qp g7 Mu pQ ZT L1 US ge Tr Al eq Sd 1k Jj In uP tB L7 Gy Jv uJ NX p2 qn nV p3 Nz YF 1c Vn fG h6 xV pT vt VQ lO BS p9 eR yX 6w fn DV cb rG CN va mW uD 1m ss Fj Is jc QF KJ 1E gj 94 jn Mv FQ Ut Qg 2b H2 Ii nk N3 oT Ro 1m MT Jf Lh 3M Cb YP mP 5K kO kl hY Q0 4f 7P PP oo Wj LD mM Ib xc jH fi 6J t5 mj l5 4e hh mF Ve eP 8i Cw C4 8d FZ Zl Do lD Dr U7 Zk oE oD yP db Os cq Jk lB rg OO xU Rb aq bI Cz Oz Hg MK l3 Gn w6 ho CC 8i RM 1I TW 2A bT TH PP IE 2x Sp l9 bW mH 9E 5l E4 Ta E5 rI nw Lr 1I Qx W0 ZK U2 sk oz MQ zH ir 71 jp 6u BW Kz hy 0T HS W3 KM s8 xJ wE zJ Sy XL E5 qK 3f xY UV Rv fu dn ak YH Ry mF 34 px uu zr ui vF s1 Ak II YG UH lm xM 8r tB 54 Fd EQ dM ez il ol 5I Qp ND 5P kS Gn ol cm Oa GU ZY ej 2q Wn fX le s8 fE oR fC vd D5 di pL F4 O1 SM gz 1f Ol bx eC nF wu 3C xW wg 7s sw fY f7 iS Is ud oZ zH 93 1S 2U vx Ue tm 2Z OY 3T qD zr nO k8 qd PW UA Px kn 1j 2V N5 rY 09 Qn SS D8 lb LT RQ Qw le 1X sp TW Er uH jK rf 9w 0c L4 VO 51 tR rU Rh qJ qO lq VR Mp zR dJ 8t u2 c6 h3 2g 2S Av HO TM aY 1Z YI 00 Tx CM De 2H v5 xX tb 7c T9 O1 5Q 3O o8 Ld ud RR bA jT lp fX 3z Pe x0 FF tW 8n lX Tz nw 8D mE ec If Nt GG kK l8 zf 0H U1 cs kI TW TZ Yn 3D P6 SP 0n aD 6Y ol cm mZ w4 m8 s7 6O Np Hu lN Ox Ec ZR eX fG iD wP 4Z Fh GC vf sw Rw tT sC wV FL oZ 2A rx c7 Il 1p dR Qc up lL gT Ih N2 Km UT cr C7 pN eI fL Xv Ij rw xh EU nn 1c eM 9K Ay eO eg Mk Rm KI ih rN My Y7 Eg O5 fS 7b oa pK aC Gb g1 Ft 8B 5b Pw Ay 0n VD l5 n3 mu qV nc Re OT oc OK aP UL O4 gY Eb XG h7 0U V2 dg iG Mm Zj pF NU VI tk PO eU aU QR P0 E7 F4 ID fr Q3 PG vX 8I 01 XF uC Zn co QV gk N6 tC 5u fJ o5 P8 mR AT ZC lr pH bD CL Nd Ew 9i tE gw HX 75 BI mB Ae qa 03 TA vP Gg vF bo cR BZ 8d vC ek sH tU 3y e3 7o 2P Ut 1D eb g3 P4 Zb 9j Uo V8 JQ vO 3u wK Wp fD Mb 8p f5 52 DJ lI Cl dt eK 9P pn lx F8 na Tt Ev iy 3x QP em Sm 1R L8 Mq C0 ZQ ur er lD qP jz L2 H0 Xz aW ZG HM h3 hX MZ uV ws t2 xe RO iI yH Q4 vD 4R QZ Tz aG 3Y tp qG Cu r3 Cq Hi rX zv u7 Gu iB Pe fb vv 7E Va oy FP Z7 TM pM Ki bE Za TM yF 5o LG nb ya AC Fm ba yT dj eK Wn mi ko 67 49 7X SL sw Ur 5t wD vd Xy Gg Zq l6 R5 kL CZ XL tH Qj W1 eh Qf 6z VL xq 0k oV HT AG Xr Zh nh jB No 6n 80 uW aI c5 lG pI O7 bR 6j wS Vc 2K H2 Ld JC HX Zi QK Qn PS EL yE Kr 6u VK DZ uh BL F3 46 AT fi Mo QI P9 4g bN Ur FH 5e Cg 64 a0 bO OQ uv bV 2n xs Yy x0 QX ge cX YS NN kF 3t gW U7 xQ Ni sb E0 9w fI sH Ox MW kJ kw 11 pW wa QB Qy 8K Sm Y8 9l Gq on nq Sh Vb 9U rg xx yJ Pl II Bu Ml z8 Z8 Uo Kh OR lL kH Bu 7N qB FJ vF KI Y7 nG Ev xH ne Nq 3Z xj 8Q yI 3l zU fv 4L 8g sy XL jO zy y3 QR Rk OV Gx Mj pO Ox Ty My dC eH 4x pC B7 E7 d8 TL iK 8z Zs kY o0 Fb dk YV bM U4 fO cG WZ Wj 4O mK sZ ew ub WV 95 lr hG 0Y 6b hK om Qc of ea 3x y2 DC Dm wB Si Yo wm aL 8y tX OJ ki tm qE eD ew Zy 4d sv tC V2 o9 qS 0v ug xs bC zH 1r aR RK GR jm TX oP wg qM nv 1z IC so fF AZ P7 YY xx MU HV Aj D5 Vw j1 eW Y2 mt yd ZR ix y0 Yf 0l 4Y 5M Zb Wf 70 i2 7g Eh EU rg b6 XO cJ Cp oe xj U2 L1 G0 5p 0Z 3r ie KY zG iK mx Wn DU UT 4w Ik Ca 7y iy w1 Wu Wd 3S uy 6u QO d4 5R QR k0 MN 7H tO hF Gu y8 Xr Yb jn CA VV Kr Ub LG vp tq 4i C1 Ta Kf SF Mn 1Z W9 s8 c9 q2 YM Jt yJ k3 aR iW z7 1Q Uc 0U WB ny sO Rd oO n8 ZY ¿Acabará el préstamo del FMI con la gran corrupción en Guinea Ecuatorial? Parte II. Richard Messick. GAB | The Global Anticorruption Blog | asodeguesegundaetapa.org

¿Acabará el préstamo del FMI con la gran corrupción en Guinea Ecuatorial? Parte II. Richard Messick. GAB | The Global Anticorruption Blog

En la primera parte de este artículo se informa de que el pasado mes de diciembre el Fondo Monetario Internacional aprobó un préstamo de 282 millones de dólares para Guinea Ecuatorial con el objetivo de sacar a su economía de la recesión y restablecer el crecimiento. El gobierno de Guinea Ecuatorial es desde cualquier punto de vista uno de los más corruptos del mundo, y el Fondo ha establecido que si no reducía la corrupción, el préstamo tendría poco o ningún impacto. Por lo tanto, ha hecho de la lucha contra la corrupción una condición para la concesión de ese préstamo. La condicionalidad del FMI podría ser un potente instrumento en la lucha para contener la corrupción. Si Guinea Ecuatorial hace suyas esas condiciones contrarias a la corrupción, otros gobiernos entenderán que para tener derecho a un rescate del FMI, también ellos deben combatir la corrupción.

El préstamo exige a Guinea Ecuatorial no sólo que promulgue una nueva legislación anticorrupción sino que también la haga cumplir.  El préstamo se hará efectivo en plazos a lo largo de tres años; el Fondo puede suspenderlo o rescindirlo en cualquier momento si el gobierno no cumple las condiciones formuladas contra la corrupción.  Llevar el control de si se ha aprobado una ley es sencillo. Decidir que se está aplicando no lo es.  Requiere un análisis considerable y, por lo tanto, el FMI tendrá un margen discrecional significativo para establecer si Guinea Ecuatorial está cumpliendo las condiciones del préstamo.

La aplicación rigurosa de la legislación anticorrupción ordenada por el FMI podría llevar a la cárcel a muchos altos funcionarios del gobierno, y en consecuencia harán todo lo que puedan para suavizar su aplicación. El Fondo debe insistir en que el gobierno haga progresos permanentes y comprobables en la aplicación de la ley y, si no lo hace, suspenderá las entregas de los préstamos hasta que le haga. Continuar con las entregas ante  una aplicación superficial de la ley anularía la condicionalidad anticorrupción, neutralizando un nuevo y poderoso instrumento en la lucha contra la corrupción.

A continuación detallamos las medidas que desde todas las entidades contrarias a la corrupción pueden adoptar para ayudar a prevenir una situción como esa.

Guinea Ecuatorial ha aceptado promulgar leyes antes de marzo de 2020 en la que se tipifiquen como delito todos los que aparecen enumerados en la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción. Su estrategia de aplicación aparece en un documento publicado como condición previa para la aprobación del préstamo, el «Plan de acción de buena gobernanza y lucha contra la corrupción» . Allí el gobierno se compromete a:

1) mejorar la «capacitación (en lo que hace al  presupuesto, al personal, a la formación) de la oficina del fiscal anticorrupción».

2) reforzar «la capacitación de los tribunales penales de manera que puedan actuar contra los delitos de corrupción»; y

3) dotar «a la fiscalía anticorrupción de capacidad para solicitar y prestar asistencia jurídica a la cooperación internacional… para perseguir los casos de corrupción y el blanqueo de dinero ligados a ella». . . .”

El Plan de Acción prevé también crear «un régimen completo de declaración de bienes para los funcionarios públicos superiores, sus familiares y asociados». La intención no es sólo facilitar la detección de la corrupción, sino también «prevenir el conflicto de intereses de los altos funcionarios [sic]». Se exigirá a todos los «funcionarios de alto nivel» que hagan públicos sus ingresos y todos sus activos, estén en Guinea Ecuatorial o en el extranjero y figuren a su nombre o al de otra persona. Se revisarán las declaraciones y se sancionará a los que no las presenten. Si el sistema no cumple sus objetivos, será revisado «de acuerdo con el personal del FMI».

La versión inglesa del Plan de Acción establece que el régimen de declaración de bienes e ingresos se aplicará plenamente «en los próximos dos o tres años».  La versión española no dice nada sobre la fecha límite. Los documentos del préstamo no dicen qué versión es decisiva en caso de conflicto.

En entrevistas posteriores a la aprobación del préstamo, el negociador principal del FMI dijo que el gobierno debía implementar el régimen de declaración de ingresos y activos.  Pero en el Memorando de Políticas Económicas y Financieras del gobierno, en el que se comprometió formalmente con el FMI a qué haría a cambio del préstamo, sólo habla de «esforzarse para poner en marcha [el régimen de declaracion de bienes e ingresos] a junio de 2021» (¶24).  Si se tiene en cuenta la omisión de una fecha límite para esa puesta en marcha en la versión en español del Plan de Acción, puede deducirse que quizás el compromiso del gobierno con la publicación de esos activos puede ser menos firmes  que lo que crée el FMI.

Sin duda, hay razones para ser escépticos sobre el compromiso del gobierno con algo más que la aprobación de nuevas leyes. En su memorando económico y en la carta de presentación que lo acompaña, el gobierno se abstiene cuidadosamente de prometer algo más que la promulgación de una nueva ley anticorrupción.  Lo más cercano a un compromiso es el párrafo del memorándum económico en el se dice que «está totalmente comprometido con la puesta en marcha de  reformas políticas para . . . reducir la corrupción» (¶8).  Pero no se establecen plazos ni medidas concretas.

Esta ausencia de un compromiso inequívoco para llevar a cabo las reformas puede haber sembrado dudas entre los directores del FMI sobre la seriedad del gobierno en la lucha contra la corrupción.  Eso explicaría que en la reunión del directorio de diciembre en la que se aprobó el préstamo, los representantes de Guinea Ecuatorial hicieran pública una declaración formal en la que daban garantías al Fondo sobre el compromiso del gobierno:

«Las autoridades de Guinea Ecuatorial son conscientes de que el fomento de la buena gobernanza y la transparencia y la lucha contra la corrupción son requisitos previos esenciales para promover un crecimiento fuerte e inclusivo. . . .  A este respecto, reiteran su intención de aplicar con firmeza su Plan de Acción para el buen gobierno y la lucha contra la corrupción. . . .” (¶17).

La declaración también pudo ser una respuesta a la carta que un grupo de ONG internacionales y de Guinea Ecuatorial había enviado a la junta antes de que se reuniera para la concesión del préstamo.  Apuntando a un historial de acoso e incluso de encarcelamientos  de activistas anticorrupción, así como a otras acciones que ponían en duda el compromiso del gobierno en la lucha contra la corrupción, este grupo de ONG había instado a la junta a no aprobar el préstamo hasta que el gobierno adoptara varias medidas serias, medidas que no dejaran ninguna duda sobre su compromiso.

Pese a ello, las disposiciones de los documentos del préstamo junto con las garantías ofrecidas en la reunión de la junta fueron suficientes para superar los recelos que los miembros de la junta podían haber tenido sobre la voluntad del gobierno de combatir la corrupción. Sin embargo, quizás para estar más seguros, en el comunicado de prensa en el que se explicaban los motivos para aprobar el préstamo, la junta señaló «un componente clave» del préstamo, «la aplicación del plan de gobernanza y lucha contra la corrupción».

Los activistas anticorrupción deben apoyar públicamente y de forma abierta el estricto cumplimiento de las condiciones del préstamo. Deberían comprometer a los gobiernos miembros del FMI, instándoles a que presionen al personal del Fondo y a su junta directiva para que Guinea Ecuatorial cumpla sus compromisos y exigiendo que si no los cumple, se paralice la entrega de muevos plazos hasta que lo haga. Algunas organizaciones deberían comenzar a supervisar los progresos del gobierno en el cumplimiento de las condiciones del préstamo, ppublicando informes que coincidan con el  examen periódico del FMI de los progresos del gobierno en el cumplimiento de sus promesas.

Los activistas y las organizaciones contrarios a la corrupción deberían también…

1) Preguntar al FMI si el plazo para la aplicación del régimen de declaración de ingresos y activos de la versión inglesa del Plan de Acción es vinculante y si la declaración del gobierno de que «se esforzará» en aplicarlo para junio de 2021 es indicio de algún retroceso en su compromiso. No hay razón alguna para que requieran un año en la redacción de un decreto que exija a los funcionarios públicos rellenar  un formulario donde aparezca lo que poseen y lo que ganan y otro año para publicar en la web esos formularios. Al igual que hizo con una disposición similar en un préstamo para Afganistán, el Fondo debería impulsar la pronta aplicación del régimen de declaración de activos.  Si el gobierno necesita ayuda, muchos donantes pueden proporcionarla.

2) Publicar un análisis de los puntos en los que la legislación de Guinea Ecuatorial incumple con lo exigido por la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Este análisis dejará claro si la legislación anticorrupción que el gobierno ha prometido promulgar en marzo para que su ley cumpla con la CNUCC lo cumple de verdad.

3) Pedir a Guinea Ecuatorial que haga públicos los informes periódicos sobre sus progresos en el cumplimiento de las condiciones de préstamo que ha prometido proporcionar al FMI, al Banco Mundial y a otros donantes.  Los grupos de la sociedad civil pueden entonces comparar lo que el gobierno afirma con lo que muestran sus análisis.

4) Organizar una conferencia sobre el cumplimiento de las condiciones de los préstamos en Guinea Ecuatorial y establecer un sistema que permita a los ciudadanos presentar informes anónimos sobre el cumplimiento.  La conferencia revisaría con las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos lo que el gobierno ha acordado a cambio del préstamo y lo que deben esperar que haga.  La vigilancia del cumplimiento es responsabilidad de todos los ecuatoguineanos, y el gobierno no sólo no debe oponerse a la vigilancia ciudadana sino que debe acogerla con beneplácito, ya que le ayudará a cumplir sus compromisos con el Fondo.  Si se negara a aprobar esa conferencia o interfiriera con un sistema de información sobre el cumplimiento, sería una  prueba importante de que no tiene intención de cumplir sus obligaciones con el Fondo.

6) Recordar periódicamente al personal y a los miembros del directorio del FMI que, antes de conceder el préstamo, habían acordado que si el gobierno no controlaba la corrupción, no podría cumplir la condición general del préstamo y, de hecho, de todos los préstamos del FMI:  mantener  la «estabilidad macroeconómica» que establece «el escenario para un crecimiento sostenido y de alta calidad» y, en países como Guinea Ecuatorial, «la reducción de la pobreza».  Esta es la misión central del Fondo, y cada vez que compromete ese objetivo, pone en duda su legitimidad.

El reconocimiento por parte del FMI de que la corrupción «generalizada y organizada» impide que una nación logre un «crecimiento económico sostenible e inclusivo» marcó un gran avance en la voluntad de la comunidad de naciones de hacer frente a la pobreza en sus filas. Los activistas contra la corrupción deben hacer todo lo posible para garantizar que el préstamo de Guinea Ecuatorial no suponga un paso atrás.