A la entrada de la cuarta sesión del macroproceso de Mongomo.

A la entrada de la cuarta sesión de la vista pública de la causa abierta contra 147 personas (militantes del partido CI) en la audiencia de Welé Nzas, en Mongomo, Fabian Nsue, defensor de la mayoría de los procesados, nos ha insistido en que la mayoría de ellos presentan secuelas de las torturas padecidas a su paso por distintas comisarias de policías. “Es realmente inusitado el número de ellos que presentan cicatrices, brazos rotos y otro tipo de secuelas, algunas de las cuales (por falta de atención a tiempo) van a afectarles de por vida. Incluso en un país como Guinea Ecuatorial en el que es habitual, en los procesos políticos, que los detenidos presenten señales inequívocas de malos tratos, sorprende el número y la intensidad de las torturas que han debido parecer las personas incluidas en este sumario”.